Moleskine + Muji = PowerTal vez has leido a algunos bloggers tratar el tema de las libretas Moleskine y lo maravillosas que son. Desde hace unos días me regalaron una (como premio al premio que recibí) e inmediatamente empecé a usarla como reemplazo a una Palm que tengo medio empolvada por ahí. La idea de usar cuadernos Moleskine es tener un medio seguro para llevar datos que recopilas a lo largo del día ya que los cuadernos están hechos de la misma manera que un libro de pasta dura son muy resistentes y con un poco de estilo, ya que son muy bonitas. Hasta cumplen con algunos aspectos interesantes de usabilidad, ya que el color del papel no es totalmente blanco lo cual resulta más cómodo a la hora de leer y hace buen contraste cuando escribes con un lápiz.

La ventaja inmediata de los Moleskine es cuando los aplicas al Getting Things Done y los usas para organizar tu vida. Por ejemplo mi cuaderno está dividido en: notas, proyectos inmediatos, proyectos a futuro e ideas.

Si decides comprarte un Moleskine te sugiero no anotarle nada con una pluma de tinta es como maltratarlo. Siempre intenta usar un lápiz o un lapicero. En mi caso tengo uno muy confiable marca Muji, fabricado de aluminio lo cual le da el peso exacto y con una textura que me permite agarrarlo mejor.

Todo esto suena sumamente básico, trivial y poco geek, pero en realidad es justamente lo contrario. Toda la información que algún día necesitarás sobre tu Moleskine en este Wiki.