Email para Jeff Jarvis de parte de John Pederson (que aquí hacemos traducción):

Bush ordenó que se icen las banderas a media asta después del tsunami [diciembre pasado] por 5 días.
Le tomó un sólo día ordenar que se icen a media asta por 10 días después del 11 de septiembre.
Ahora estamos a 6 días después de Katrina. No se ha hecho ninguna proclamación.

A la administración de Bush le funcionó muy bien el juego del miedo con el 11 de septiembre apelando constántemente a los sentimientos de ciudadanos norteamericanos. Ahora cuando realmente se necesita, no conviene, porque se destapa la olla y veríamos una nación débil con un presidente que símplemente no puede hacer las cosas de forma correcta y el único caso en el que se reacciona inmediatamente es cuando se trata de bombardear países.