Entre las 100 mejores universidades del mundo no hay ninguna en un país hispano.