En el artículo de Wired, "The Geek's Wonder Drug?", hacen un recuento de algunas de las declaraciones de personas muy famosas por sus logros relacionadas al uso de LSD. (Vía 37 Signals). Por ejemplo Steve Jobs le dijo al NYTimes que «tomar LSD ha sido una de las dos o tres cosas más importantes que he hecho en mi vida» -- Kary Mullis, que ganó el premio Nobel le dijo a Albert Hoffman (inventor de la droga que «el LSD lo ayudó a desarrollar la reacción en cadena de polimerasa que ayudan a amplificar algunas secuencias DNA específicas». También recuerdo leer en la autobiografía de Alejandro Jodorowsky que su experiencia con LSD fue una de las cosas más increibles en su vida, tomándolo en la terraza de un edificio en el centro de la Ciudad de México.

Por otro lado LaAntiDroga.com explica los efectos del LSD, que en si son alucinógenos, deben haber momentos nada, nada agradables:

Efectos físicopsicológicos a corto plazo. Los efectos del LSD son impredecibles. Dependen de la cantidad que se tome, la personalidad, el estado de ánimo y las expectativas del usuario y el entorno en que se use la droga. Por lo general, el usuario siente los primeros efectos de la droga unos 30 a 90 minutos después de tomarla. Los efectos físicos incluyen pupilas dilatadas, aumento en la temperatura corporal, aumento en la frecuencia cardíaca y la tensión arterial, sudoración, pérdida de apetito, insomnio, sequedad de la boca y temblores.

Los "viajes" de LSD son largos; por lo general, comienzan a desaparecer aproximadamente después de 12 horas. Algunos usuarios experimentan pensamientos y sentimientos severos y aterradores, miedo a perder el control, miedo a enloquecer y a morir y desesperación mientras están bajos los efectos del LSD. En algunos casos, han ocurrido accidentes mortales durante etapas de intoxicación con LSD.