Villa De Las NinasNauseas, vómitos, fiebre y dolores musculares causados por una histeria colectiva a unas 600 niñas es la noticia que tiene a muchos (incluyéndome) totalmente extrañados y sin entender qué pasó y cómo pasó. Según La Jornada (el énfasis es mío):

Aproximadamente 300 alumnas ya abandonaron la Villa de las Niñas, colegio administrado por la orden religiosa Hermanas de María, cuyas internas padecen, según el diagnóstico oficial, ''histeria colectiva'' que les provoca náuseas, vómitos, fiebre y dolores musculares, que les impiden caminar.

Este jueves continuó el éxodo. Más de 200 familiares de las alumnas, provenientes de varios estados, acudieron al internado localizado en el kilómetro 2 de la carretera rural Chalco-Mixquic, a las afueras del centro de Chalco, para ver o recoger a las menores y exigir una explicación sobre por qué no se les informó de la situación que enfrentaba la escuela, donde las autoridades de salud decretaron la alerta sanitaria hace un mes.

La monja encargada del internado, Margie Cheong, asegura que no se trata de un problema sanitario, de hecho mostró un documento emitido por el por el jefe de la Jurisdicción Sanitaria de Amecameca, Francisco Javier Portillo Ponce que respalda la declaración. Pero entonces el problema es aún más grave, y más extraño por supuesto: ¿qué causó que 600 niñas sufran de histeria colectiva?

El Universal también se hace eco de la noticia y por lo visto el problema lleva más de 6 meses pero nunca notificó a nadie, tanto en octubre como noviembre del año pasado dos niñas fueron afectadas y dice que "sorpresivamente" el problema creció de 200 a 600 chicas. Pero lo mejor de todo es lo que sigue:

El noticiario Primero Noticias le presentó a la monja el caso de la niña Génesis Mauries quien reveló que por un problema de cáncer fue sometida por las monjas a un duro tratamiento que consistía en quemarle la piel.

"Me mandó quemar, me marcó tres puntos en mi espalda. Ponían una pasta (...), le acercaban un cerillo (fósforo) y era como una brasa que dolía mucho" , dijo Génesis al asegurar que no le ponían anestesia. "No quemamos a las niñas" , respondió la monja y admitió conocer a Génesis, a la que, aseguró, sometió a un tratamiento oriental mediante un "maestro coreano". "Acepto que fue nuestro error, una imprudencia de invitar (a someterse a estos tratamientos) a las niñas mexicanas que tienen una cultura diferente a la de Oriente"

Entonces, para Margie Cheong nadie maltrata a nadie ahí dentro y en su cabeza puede que esa sea la verdad absoluta, pero la realidad es otra. La pregunta queda: ¿qué cosas pasaron dentro del internado Villa de las Niñas? espero las autoridades tengan una respuesta pronta y si es el caso, hacer responsables a quienes causaron que 600 personas estén en tal estado sicológico.