Hace unos años, el fotógrafo Peter Menzel decidió viajar por el mundo y fotografiar a 30 familias de 24 países de todo el mundo. La idea era fotografiar a las familias, junto a la comida que consumirían esa semana, además de tomar nota del gasto por cada una de las familias.

El libro se llama Hungry Planet, y la verdad es que además del buen trato fotográfico, sorprende mucho las diferencias entre un país y otro. Por ejemplo:


La familia estadounidense se gasta 346 dólares por semana -con comida basura incluída-.


La familia de Tchad gasta 1,62 dólares por semana.


La familia mexicana casi que se gasta todos sus 189 dólares en Coca Cola.


Y aquí están los que más gastan: los alemanes. 500 dólares de dieta equilibrada y bancarrota asegurada.

Enlace: Photos: Le prix des repas d'une famille par semaine dans le monde! | Vía: Menéame