Según cuenta la Wikipedia: "La globalización es el proceso por el cual la creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo unifica mercados, sociedades y culturas, a través de una serie de transformaciones sociales, económicas y políticas que les dan un carácter global".

No sé hasta qué punto, dichas transformaciones sean buenas en pos de la globalidad, y mucho menos, si ser uno de los países más globalizados del mundo significa un buen dato. Un total de 72 países han sido incluídos en el Índice de Globalización 2007, elaborado por AT Kearney y Foreign Policy.

El ranking clasifica a los países más globalizados del mundo, tomando en cuenta 4 factores que dan una imagen ventajosa de la globalización: integración económica -comercio internacional e inversión extranjera directa-, contacto personal -llamadas telefónicas, viajes y remesas-, conectividad tecnológica -número de usuarios de Internet, hosts y servidores seguros- y compromiso político -ayuda extranjera, tratados, organizaciones y mantenimiento de la paz-.

Los primeros 20 puestos son para: Singapur, Hong Kong, Holanda, Suiza, Irlanda, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Jordania, Estonia, Suecia, Reino Unido, Australia, Austria, Bélgica, Nueva Zelanda, Noruega, Finlandia, República Checa y Eslovenia. Como curiosidad, España está en el puesto 29 y evidentemente hay varios países latinoamericanos: Panamá (30), Costa Rica (39), Chile (43), México (49), Colombia (50), Argentina (54), Perú (58), Brasil (67).

Este es quizás uno de los gráficos del estudio que más nos interesa, ya que muestra la relación entre las conexiones de banda ancha y el nivel de globalización de dichos países.

Enlaces: España, puesto 29 en globalización | Índice de Globalización 2007 [PDF]