¡No te pierdas nuestro contenido!

Un año bisiesto es aquel que tiene 366 días en vez de los 365 días que es lo normal. El día adicional se coloca en febrero, de tal forma que el mes tiene 29 días, justamente como hoy.

La razón por la cual existen los años bisiestos es para corregir un pequeño desfase con la verdadera duración de un año que es 365 días y 6 horas (es decir: 8766 horas). Entonces cada cuatro años se hace la corrección (6 horas multiplicado por 4 hace un día).

De acuerdo a la Wikipedia, la regla para los años bisiestos según el calendario gregoriano es:

Un año es bisiesto si es divisible por 4, excepto el último de cada siglo (aquellos divisibles por 100), que para ser bisiestos, también deben ser divisibles por 400.

Para hacer un poquito más complicada las cosas cada cierto tiempo se agrega un segundo extra al año para compensar con el hecho que la tierra rota más lento; la última vez que sucedio fue en 2005 y antes de eso en 1998.