NAC_CON_web_1.jpg.jpeg

Hace unos minutos, a causa de una crisis interna del gobierno español, Zapatero ha hecho algunos cambios en su gabinete, poniendo, entre otros, a Ángeles González-Sinde, presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España (AACCE) a cargo del Ministerio de Cultura.

Entonces, ¿qué opina la nueva ministra del canon por copia privada impulsada por la SGAE y otras entidades de gestión colectiva? de una entrevista hecha el año pasado para el ABC (las negritas son mías):

Hay que organizar completamente la difusión y la copia de las obras. No puede ser que los vendedores de equipos y los fabricantes cuenten con todo el beneplácito y el apoyo de la sociedad y en cambio quienes generan contenidos se queden sin recibir dinero por su trabajo. Si pudiéramos entrar en los supermercados y llevarnos las cosas sin pagar sería una catástrofe. La piratería no la compensa el canon. ¡Sólo son unos céntimos! Mientras, el gran beneficiado es el que fabrica todos estos sistemas y el que vende la línea de ADSL. Y como los anglosajones van a seguir generando contenidos, la cultura en español va perdiendo espacio.

Son declaraciones tan disparatadas que iré por puntos:

  1. Me parece exageradamente manipulador que diga que los generadores de contenido (en el cine) no reciben dinero por su trabajo por la piratería. Nadie en la industria cinematográfica trabaja sin cobrar.
  2. Creo que es muy fuerte que se reduzca el cobro del canon a "unos céntimos" especialmente para todas aquellas personas (que no son una minoría) que compran medios físicos (CDs, DVDs, discos duros) y los usan para cosas que nada tienen que ver con guardar música o películas.
  3. Sigue siendo bastante extraño que aún cobrando un impuesto (el canon, que por momentos es injusto y mal tasado) se quejen de la copia privada.
  4. Culpar a Estados Unidos de la falta de calidad y creatividad en el cine español es bastante estúpido, pero eso sería tema para otro post.

Ángeles González-Sinde aparentemente tiene una gran facilidad para confundir el medio con el mensaje, tanto en la entrevista del ABC como en otra en Soitu, acusa que las operadoras de ADSL son las únicas que ganan dinero en el "negocio de la red", pero eso sería equivalente a acusar a la empresa que se encarga de transportar las películas de los estudios a las salas de proyección de que ellos hacen dinero, y los cines no, ya sea porque no supieron capitalizar o porque no lograron atraer al público, o que, simplemente, las películas son muy malas y nadie quiere verlas.

Entonces, es bastante fuerte que la presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas española sí entienda que durante 2008 hubo 350 millones de descargas de películas en España, que la venta de DVDs ha bajado un 50% durante los últimos dos años pero que no vea la tendencia y no se dé cuenta dónde deberían empezar a vender (en Internet, no en la calle). Obviedades.

Es terrible que en España, con un número tan alto de personas que usan la red para acceder a contenido televisivo y cinematográfico, los estudios y quienes lo representen, no hayan logrado que las tiendas de contenidos en línea más usadas (léase iTunes) vendan películas y programas de televisión.

Y ahora esta es la Ministra de Cultura, una mujer que aparentemente está totalmente desconectada de la realidad cultural de la sociedad española, que no entendió nada.

Da un poquito de miedo.