¡No te pierdas nuestro contenido!

social_media.jpg

A veces me parece que el social media es el nuevo SEO, no porque una cosa u otra estén mal, sino porque está de moda y todo el mundo se vende como experto en medios sociales, y es curioso porque siendo un campo tan inexplorado y en algunos casos tan nuevo, es difícil darle ese calificativo a alguien.

También se crean muchas expectativas con relación al social media, y con ello aparecen algunas mentiras; Jason Baer lista 6 falacias relacionadas con esta actividad, y me gustaría traducir uno por uno sus puntos, todos llenos de razón:

  1. No cuesta: falso, el social media intercambia costos de publicidad por costos de laborales. Aunque sea una actividad simple, el monitoreo constante demanda tiempo y esfuerzo.

  2. Es rápido: falso, por definición el social media es la actividad de crear relaciones con consumidores y posibles clientes en su habitat natural, eso nunca es "rápido".

  3. Es marketing viral: falso, una actividad de social media puede volverse viral, pero si tu único objetivo es la viralidad, entonces no es social media, es simplemente una campaña publicitaria que usa la web como plataforma de distribución.

  4. Los resultados no pueden medirse: falso, en comparación con otros medios (la publicidad en la TV, RRPP tradicional, vallas publicitarias y otros) el social media ofrece algunas métricas sólidas. Es cierto que aún es difícil determinar un ROI o hacer una relación con ventas finales, pero eso sucede en todos lados.

  5. Es opcional: es un hecho que las personas están usando Internet, redes sociales, blogs y sitios como Twitter para hablar de tu marca. Tu compañía necesita ser parte de esa conversación. Debe estar donde tus clientes están.

  6. Es difícil: falso, no es difícil, es complicado, porque hay una gran cantidad de redes sociales. social media no es acerca de Facebook, YouTube y Twitter, es acerca de tener una estrategia para humanizar tu empresa. Si lo logras, las personas van a querer ser parte. Es fácil olvidar la parte humana cuando te vendes como un widget que te permite ver los últimos videos creados por los empleados de tu compañía que se puede instalar en Facebook. Eso a nadie le interesa. No es lo que vendes, es lo que eres.

Vía: Fernando Polo