Sé que actualmente un smartphone es algo de lo más normal, pero vamos, no todo el mundo posee uno. Por ese motivo me pareció bastante raro que la Escuela de Periodismo de la Universidad de Missouri obligue a sus estudiantes a tener un iPhone o un iPod touch. Y aunque no lo creas, esto no es opcional, o lo tienes, o te vas a casa.

Desde la universidad aseguran que el dispositivo sirve para descargar material que se encuentra en la red y que además es útil para aprender cómo manejarse con el periodismo multimedia, cosa que no niego, pero convengamos que no es una herramienta fundamental para ejercer la profesión y mucho menos para dejar a estudiantes fuera de la carrera.

Esto fue lo que dijeron:

No es muy distinto que pedirle a un estudiante de ingeniería que se compre una calculadora.

Por otra parte, desde la web se explica que otras 50 instituciones piden este tipo de terminales para sus cátedras, pero ninguna los obliga a comprarlos. Finalmente, otras privadas directamente les regalan estos gadgets a sus alumnos (¿no habrá una beca para mí en una de esas universidades?).