axixa_04_ZrpWf_17621

Seamos sinceros, es un verdadero problema el olor a orine en algunas calles y corredores de ciudades especialmente pobladas. Para solucionar el problema, Miguel Melgarejo, un diseñador industrial mexicano ha encontrado una solución. Se llama Axixa (orine en Nahuatl).

Tiene la forma que el orine deja en las paredes, es un delgado aparato de cerámica donde una persona se puede acercar lo suficiente y hacer sus necesidades; de implementarse en ciudades, el reto será que personas en total estado etílico empiecen a usarlo.