¡No te pierdas nuestro contenido!

El Dr. James de la Universidad de Soythampton ha demostrado con un experimento que dos personas alejadas entre sí pueden intercambiar información usando para ello solamente el poder de sus mentes. Bueno, sus mentes y bastante tecnología claro, es algo así como una telepatía tecnológica.

El experimento se basa en la tecnología BCI, conocida desde hace tiempo y que básicamente lo que hace es capturar las señales del cerebro y traducirlas a órdenes que dispositivos como un ordenador entienden, es decir que podemos controlar determinado hardware con nuestra mente. El objetivo de James era ir un paso más allá, ampliar los límites de la tecnología BCI y demostrar que la comunicación entre dos cerebros es posible, lo que ha conseguido (con un poco de ayuda tecnológica como digo).

En el experimento (que podéis ver en el vídeo que acompaña al post) la persona que llamaremos A usa un sistema BCI para transmitir pensamientos traducidos a binario vía Internet a otra que llamaremos B cuyo equipo recibe los dígitos, que a su vez son transmitidos al cerebro de B mediante una lámpara LED parpadeante. La lámpara tiene dos frecuencias, una para los ceros y otra para los unos, lo que en el cerebro de B se traduce en dos impulsos diferentes los cuales son captados por unos electrodos que monitorizan su actividad cerebral. Finalmente el PC de B descifra los datos captados por los electrodos y ya tenemos la comunicación cerebro-cerebro.

Como vemos el experimento es bastante complejo, pero con él se ha demostrado que es viable dos personas intercambien información solamente usando sus cerebros. Es la primera piedra para seguir investigando y perfeccionando el sistema, el cual en un futuro tendrá multitud de aplicaciones.