dualmonitors

Tengo algún tiempo usando dos monitores en la computadora de escritorio principal de mi casa. La experiencia hasta los momentos ha sido muy interesante y me ha permitido aprender un montón sobre el tema de la productividad y la forma en que nos llega y consumimos la información. La idea de este Post no es cómo configurar dos monitores en una sola computadora, está más relacionado a los usos prácticos que tiene aumentar tu espacio de trabajo. Con dos pantallas duplicas el espacio que tienes para colocar aplicaciones y trabajar con ellas, al mismo tiempo.

Hay dos cosas de inicio que no sabemos: para que nos sirve un segundo monitor y la urgente necesidad que tenemos para instalarlo. Es extraño, normalmente cuando necesitamos algo lo sabemos muy bien, pero en este caso no. Hemos vivido muchos años usando un sólo monitor y cada vez que logramos subirle unas pulgadas a la pantalla, sonreímos de alegría. Lo que al final se traduce en esa sensación de comodidad que mentalmente nos dice que todo esta bien, cuando realmente no lo está. Definitivamente dos monitores son mejores que uno. Y para determinadas personas, con un perfil probablemente muy web 2.0 (aunque no sepamos bien que significa esto) o de consumo caníbal de redes sociales, los dos monitores son imprescindibles. Serán su Arca de Noe, o su bolsito de Jack Bauer.

Luego hay que resolver el tema del precio de un segundo monitor y el espacio del cual dispones. Por suerte cada año los precios de los monitores bajan, aumentan las pulgadas y todo se convierte en pantalla plana. Así que si estas son tus excusas para no comprar un segundo monitor, déjame decirte que te encuentras unos 4 años en el pasado.

Ahora viene la parte importante de todo el asunto, ¿qué podemos hacer con una segunda pantalla?. Yo probé varias posibilidades hasta que encontré la que mejor se adapta a mi en un 70-80% del tiempo. Es algo que tienes que tener muy claro, dependiendo de cómo sea tu trabajo y tus ocupaciones frente a la computadora, lo que puedas hacer con un segundo monitor variará enormemente. Descubrí que hay dos configuraciones básicas, a las cuales he tratado de ponerle algún nombre y no se me ocurrió ninguno muy creativo. Cuando estas frente al computador (en lo relacionado a los dos monitores) pareciera que hay dos estados mentales, uno pasivo y otro activo (con una excepción notable de la que hablare luego).

En el estado activo llenas los dos monitores con las aplicaciones que usas constantemente y de una forma abusiva: tienes en el segundo monitor Skype abierto, el Gtalk o MSN, tu lector de RSS, Photoshop u otra aplicación que uses mucho. En tu monitor principal tienes un procesador de palabras, tu navegador, tu cliente de email, el Wave de Google, el blog en el cual escribes, etc. Estas convertido en una navaja Suiza. Los dos monitores están llenos de aplicaciones para trabajar.

En el estado pasivo te enfocas en trabajar en tu monitor principal y dejas el secundario para usar Spotify o algún reproductor de música. Puedes configurar tu espacio de trabajo como un monstruo come galletas pero de información (un Monstruo come redes sociales). En este caso tienes Tweetdeck en el segundo monitor o Facebook y le pones un ticker de noticias como Snackr. Es un estado donde sigues trabajando en tu pantalla principal y usas el segundo para recibir información al momento o escuchar música (o las dos cosas). La imagen de abajo muestra la configuración que yo uso en el estado pasivo.

Un segundo monitor

Parte del truco de encontrar la mejor forma de trabajar es encontrar como son tus estados activos y pasivos frente al computador, definir bien las aplicaciones que usas y donde quieres colocarlas (monitor 1 o monitor 2), y eso va a depender de tus actividades. La única forma de lograr conseguir esto es probando y experimentando, no hay una forma mágica ni que funcione para todas las personas.

La excepción a estos dos estados es aquel momento de concentración total donde necesitas la mayor calma del mundo, principalmente relacionado con un proceso creativo: escribir un guión de Lost, dibujar la Pascualina que te hará millonario/a, escribir tu carta de renuncia para fundar el próximo Twitter, etc. En ese momento, en que casi alcanzas el nirvana, vas a querer apagar tu segundo monitor. El estado apagado.

Teniendo todo esto en mente, lo que tienes que hacer ahora es salir a comprar tu segundo monitor, olvidarte de tus prejuicios que justifican el no tenerlo, llevarlo a casa, configurarlo, ponerle un bonito fondo de pantalla y leer sobre el tema.

Y para finalizar, la lista de cosas que puedes hacer con dos monitores o argumentos que puedes usar para convencer a tus padres o tu novia/o, esposa/o que necesitas desesperadamente esa segunda pantalla LCD de 24 pulgadas full HD de contraste infinito:

  • Incrementas el área de trabajo y aumenta la visualización.
  • Puedes simular diferentes tareas.
  • Puedes sacarle el máximo provecho a tus estados activo y pasivo.
  • Es ideal para trabajar y leer información relevante a medida que se genera.
  • Puedes ser más productivo en las diferentes formas que usas tu computador.
  • Se reduce el tiempo de trabajo. @marilink
  • Organizar mejor y de forma mas eficiente el trabajo usando varias aplicaciones, sin tener que estar cambiando de ventana, priceless! @makinenn
  • Puedes tener las cosas de trabajo en uno de ellos y musica, twitter, facebook, MSN y algun juego en el otro monitor. @jjmaturi
  • La sensación de espacio libre... @er_lestat
  • Tener la información con que necesito trabajar en uno y abrir aplicaciones en otro. @betobeto
  • Se puede tener más espacio para organizar ventanas y poder visualizarlas directamente sin tener que estar usando alt+tab @g013m
  • Más espacio. Y comodidad. En uno tengo Photoshop y Illustrator o Corel. En el otro fb y face jala. @g3rswin
  • Como desarrollador en un monitor el código, el otro documentación variada. Depurar con la ide y la app visibles es ideal. @michelangeloPM
  • Soy meteorólogo, en una pantalla monitoreo y en la otra desarrollo. @claudiomet
  • La productividad sube varios puntos. @Ouyei
  • Todo es doble :-) @MarceOjeda
  • Poder distribuir mejor las ventanas abiertas, sobre todo cuando tienes que trabajar con tres o más aplicaciones al mismo tiempo. @bpena
  • En una ves código en otra el resultado, comparas render en dif browser, inspeccionas elementos y ves los cambios. @antsanch
  • Comodidad de usar el monitor secundario para cosas menos importantes, ademas por que es de 20 pulgadas y entran muchas aplicaciones. @c_jauregui
  • Comodidad, capacidad de tener mas información y organizarla de forma que 1 monitor sea el principal y el otro como un área de búsqueda... @FlavioJesus
  • Dos monitores van muy bien por ejemplo cuando en uno programas y en otro ves resultados (ejemplo: páginas web). @guarroman
  • La comodidad de mas espacio visual en el uso de panels de photoshop, after effects, y otros... @aargenis
  • Uso dos monitores, para montar video y para tener mejor repartidas la pantalla del mail y el navegador (+ spaces en Mac). @Jamtris
  • Outlook, DestroyTwitter, paneles de los softwares de adobe / eclipse, y srteamings de tv en fullscreen mientras trabajo. @kiwox
  • [En la segunda pantalla] Reproductores de música, spotify y a veces el firefox para navegar ahí... es mas cómodo para mi. @gastonmdq

Bueno, espero que la lista te sea de utilidad para poder tomar está decisión y experimentar con el tema de los dos monitores. Este post no hubiera sido posible sin la ayuda de mucha gente en Twitter que aportaron sus ideas. La genial foto en el tope de este post es de Travis Isaacs. Si tienes alguna sugerencia o foto de tu puesto de trabajo no dudes dejarla en los comentarios.

Ningún monitor fue herido durante la producción de este post.