¡No te pierdas nuestro contenido!

Kevin Marks creó un gracioso gráfico, pero también verídico, que muestra el proceso que toma ver una película si la descargaste de internet y la diferencia en relación a si la rentaste (vía LifeHacker)

La piratería es un tema de nunca acabar. Millones de personas están a favor y, otras millones, completamente en contra. Más allá de si pretenden que las cosas siguen como hasta ahora (básicamente se baja desde la red lo que se quiere) o no, no se puede negar que las organizaciones antipiraterías y la industria tanto cinematográfica hacen las cosas como si vivieran en la época de la prehistoria.

Este es un claro ejemplo. No existe cabeza en la que entre que para ver un DVD que rentaste en tu Blockbuster (a no ser que haya cerrado y se haya ido del país) más cercano tardes tanto y ni siquiera tengas la opción de poder saltearte los comerciales. ¡PERO SI HE PAGADO POR ESO!