¡No te pierdas nuestro contenido!

Damas y caballeros, el Gobierno de España nos la acaba de meter hasta el fondo con premeditación, alevosía y engaños incluidos al aprobar hoy día 19 de marzo de 2010 el proyecto de la aberración llamada “Ley Sinde” vía Consejo de Ministros en la ciudad española de Sevilla.

Sí amigos, ni el #manifiesto, ni las reuniones con la Ministra del Copyrigh, ni las movilizaciones en la calle, ni todas las demás iniciativas que se pusieron en funcionamiento contra la Disposición Final Primera incluida en el marco de la Ley de Economía Sostenible han servido para que el Gobierno de España frenara el avance, y más que segura aprobación en el Congreso, de dicha legislación (quien dice legislación dice barrabasada), la cual entre otras cosas permite que desde ahora en España se puedan cerrar webs sin requerir intervención judicial.

Pero la aprobación del anteproyecto la “Ley Sinde” demuestra (y supondrá en breve) muchas más cosas verdaderamente graves, acabamos de asistir a la confirmación de que a día de hoy el peso de la ciudadanía es prácticamente igual a cero, somos puros títeres que el poder político maneja a su antojo. Por otro lado la aprobación de la “Ley Sinde” supone también la confirmación de que los lobbys empresariales son los que “cortan el bacalao” en España. Y finalmente esta nueva legislación es un atropello mayúsculo a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Estos son los puntos más críticos, pero hay muchas más consecuencias negativas, algunas de las cuales ni siquiera podemos ver a día de hoy, tendremos que esperar un tiempo para poder apreciar el verdadero impacto negativo que tendrá la Disposición Final Primera.

¿Y ahora qué? se estarán preguntando muchos. Pues la verdad que es complicado contestar a esa pregunta, pero varias cosa sí tengo muy claras: no es el momento de lloriquear ni tampoco de los reproches, es el momento de reflexionar de forma conjunta sobre cómo seguir dando batalla donde más les duela (ahora ya hay que hablar en términos de guerra que son los que mejor cuadran). Y lo tenemos que hacer sí o sí, lo que nos estamos jugando en estos últimos tiempos, no solamente en España, son cosas extremadamente importantes y lo que hagamos hoy o no hagamos, repercutirá de forma decisiva en el futuro.

Image: JRMora