¡No te pierdas nuestro contenido!

El lamentable terremoto del pasado 27 de febrero en Chile (magnitud de 8,8 en la escala de Ritcher) pudo causar una ligera reducción en la duración de los días, a causa de un cambio en la rotación de nuestro planeta.

De ser correctos los cálculos hechos por Richard Gross, científico en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, los días son ahora 1,26 microsegundos más cortos, pero aún más impresionante es que el terremoto pudo haber causado un cambio en el eje de rotación de la Tierra en unos 8 centímetros.

En comparación con el terremoto de 9,1 grados en la escala de Ritcher en 2004 en Sumatra, el cambio en la duración del día fue de 6,8 microsegundos y hubo una modificación del eje de nuestro planeta de unos 7 centímetros.

Aunque fue de menor intensidad al que sucedió en Sumatra, el terremoto chileno causó esto porque se dió dentro de las latitudes medias de la Tierra, lo que lo hace más efectivo a la hora de modificar el eje de rotación del planeta. Además la falla que causó el terremoto tiene mayor precipitación que la falla que causó el de 2004.

Estos cálculos son preliminares y es posible que los números cambien a medida que los datos del terremoto sean más conocidos.