Primero tenemos que ponernos de acuerdo en a qué nos referimos con mejor. Lo cierto es que con las últimas noticias sobre compromisos de seguridad en Facebook empezamos a plantearnos que tal vez desde el punto de vista técnico Facebook no esté correctamente implementado, o quizá que no lo esté con la seguridad tan en mente como debería. Pero además a eso hay que sumar que es bastante cuestionable lo prudente de dejar todos nuestros datos en manos de una empresa que tiene toda la cara de ir a convertirse en el próximo Imperio Maligno.

Lo siento, pero es muy difícil no utilizar referencias a Star Wars con todo este asunto de Facebook. El joven prometedor que iba a traer el equilibrio a la fuerza las redes sociales ha resultado ser un agente del Lado Oscuro: Darth Zuckerberg. Pero en estos tiempos oscuros en los que parece que Facebook lo domina todo, nace una nueva esperanza: Diaspora, de la que ya os hablábamos no hace mucho. Por cierto que no es la única, pero sí la más prometedora, y hay razones para pensarlo, pero ¿por qué es Diaspora mejor que Facebook?.

Los motivos son muchos, y muy variados, pero el principal es de motivación. El modelo de negocio de Facebook es uno muy claro: comerciar con la información personal que tú mismo les das con laboriosa dedicación. En el mejor de los casos es un modelo de negocio moralmente cuestionable. En el peor, un abuso descarado. Cuando hablamos de alternativas abiertas por su propia naturaleza no pueden depender de ese planteamiento: si quieren ganar dinero tendrán que hacerlo de otra manera. Y he ahí el quid de la cuestión: si quieren ganar dinero.

Los proyectos abiertos no son necesariamente altruistas, pero muchos de ellos están diseñados de tal manera que más que generar un beneficio directamente, crean nuevas oportunidades de obtener otros beneficios. El modelo más claramente comparable es el de WordPress. WordPress, como software, es indudablemente superior a las otras soluciones de blogging. WordPress mueve desde pequeños blogs familiares hasta grandes redes con decenas de blogs como por ejemplo, la nuestra, Hipertextual. ¿Cómo ganan dinero los desarrolladores de WordPress? Muy sencillo: con WordPress.com, una solución de hosting para blogs plenamente integrada con su software y tan sencilla de usar que no es necesario tener un perfil técnico.

Exactamente del mismo modo, Diaspora puede continuar desarrollándose sin necesidad de aprovecharse de sus usuarios, a diferencia de Facebook. Porque aunque existe la percepción generalizada de que Facebook es gratis, la realidad es muy distinta. Estás pagando —con creces— los servicios de Facebook con publicidad intrusiva, la cesión de todos los derechos sobre los materiales que postees y demás disparates semejantes.

Veamos algunos de los puntos más fuertes de Diaspora frente a Facebook:

  • No tienes que depender de otros. Si bien cuando Diaspora esté funcionando a pleno rendimiento ofrecerá un servicio de hosting como el de WordPress.com, también como WordPress el software estará disponible para que cualquiera lo instale en su propio servidor. Tus datos están donde tú puedas verlos, donde tú quieras que estén, y no a disposición de los caprichos de un Dark Lord of the Sith una empresa que ha demostrado con creces no ser merecedora de nuestra confianza.
  • A eso se suma el hecho de que es una red descentralizada que se compone de distintos servidores Diaspora, llamados seeds, lo que quiere decir que incluso si no estás interesado o no tienes los medios técnicos para mantener tu propio servidor, tendrás una variedad de proveedores que elegir. No hace falta casarse con nadie, y de hecho, si no te fías, al ser un estándar abierto podrás desarrollar tú mismo una alternativa. En caso de que sepas programar, claro.
  • Aprovecha la infraestructura existente integrando servicios que ya existen y utilizas para evitar tener que subir dos veces las mismas fotos o actualizar dos veces el mismo estado. De momento han anunciado conectividad con Twitter y Flickr, pero habrá más. El hecho de que aproveche otros servicios es otro de los puntos fuertes —de hecho, era uno de los puntos fuertes de lo que pudo haber sido Google Buzz, pero eso es otra historia— porque supone que puedes centralizar tu actividad en la red sin necesidad de caparla o exigirle a tus amigos que tengan cincuenta y siete sign-ins para seguirte en todas partes.
  • Es software de código libre, cosa que como todo el mundo sabe, Está Bien™. Pero además de Estar Bien™ supone que, como ya nos han demostrado proyectos como Firefox o WebKit, las vulnerabilidades de seguridad —que son inevitables— se tratarán con mayor agilidad y transparencia. A los hechos me remito cuando hablamos de vulnerabilidades en Facebook: la callada por respuesta y ya lo arreglaremos cuando tengamos un rato. Cuando esa es la actitud suele querer decir que no estamos viendo sino la punta del iceberg de los problemas de seguridad de Facebook. Eso nunca ocurriría con un software de código abierto.
  • Es seguro. Toda la comunicación entre perfiles se realizará protegida por GPG, una implementación open-source del algoritmo de seguridad PGP. Eso, hablando en cristiano significa que tus fotos, información personal, número de teléfono, embarazosos posts en el muro de tus exs... los verán única y exclusivamente aquellos que los tengan que ver. Esto es así en teoría en Facebook, pero la realidad es que, por ejemplo, Facebook permite que los motores de búsqueda indexen tu perfil incluso con la máxima privacidad habilitada.
  • Tu material es tuyo. En un mundo en el que tu proveedor de redes sociales es el único que puede prestar ese servicio, es inútil luchar contra los Terms and Conditions abusivos. En un mundo en el que Diaspora esté extendido, podrás elegir tu proveedor de social networking dependiendo del respeto que tenga a la propiedad del material posteado. Puede parecer una tontería —¿quién va a querer usar las fotos del cumpleaños de tu prima?— pero es extremadamente grave que estemos cediendo estos derechos sin inmutarnos.

Por desgracia Diaspora no está disponible aún. La primera versión —la que tienes que instalar en tu hosting— estará disponible en septiembre de este año, y la versión hospedada (¿Diaspora.com?) un poco más tarde. Para saber más, visita el sitio de Diaspora en Kickstarter. Esperemos que tenga el éxito que necesitamos que tenga para tener, por fin, la posibilidad de elegir.

Imagen: Pulpfactor