¡No te pierdas nuestro contenido!

El crecimiento que ha experimentado desde el año pasado Spotify, el servicio de música por streaming en Internet, ha sido realmente impresionante. Aunque dicho servicio sólo está disponible en un puñado de países de Europa, usuarios de todo el mundo se han encargado de vencer esta absurda limitación geográfica (del siglo pasado), y han creado sus propias cuentas para escuchar la música que desean.

Spotify se encuentra muy activo en las últimas semanas, creando nuevas formas de usar el servicio ya sea sin tener conexión o ampliando su integración con redes sociales y el intercambio de listas de canciones. Ahora han dado un paso interesante, y han creado un mecanismo para que las bandas y músicos de todo el mundo, que no tienen contratos con grandes disqueras, puedan colocar sus canciones en el servicio. Esto será posible gracias a un acuerdo con TuneCore, una empresa encargada de distribuir música en formatos digitales y que ayuda a bandas desconocidas a vender sus canciones en servicios como iTunes, Amazon.com y otras tiendas. TuneCore cobra a los artistas US$10 al año por cada canción que desean distribuir. El año pasado, esta intermediaria recaudó $30 millones en representación de todos sus artistas.

Día a día, gracias a Internet, las nuevas bandas de todo el mundo tienen la posibilidad de llegar a más personas y países. Ahora la creatividad y la calidad musical juegan un papel fundamental en el éxito de muchos músicos, no es suficiente la publicidad y una gran disquera (aunque por ahora sigue ayudando mucho). Los usuarios ganamos un mejor catalogo y los músicos una nueva forma de ingresos y/o promoción. Si aun no escuchas música en Spotify es hora que busques como hacerlo.

Vía: Bitelia