¡No te pierdas nuestro contenido!

El otro día Charlie hablaba de las flame wars y a pesar del título del post lo último que quiero es iniciar una. En realidad no son más que una serie de reflexiones tras el lanzamiento de la beta abierta de Swype para Android después de haber estado probando el sistema, aunque no mucho tampoco, durante un rato.

La polémica sobre si son mejores los teclados táctiles o los teclados físicos en un smartphone, o en cualquier otro dispositivo, viene ya de lejos y normalmente cuenta con defensores acérrimos tanto por un lado como por el otro. Antes que nada, y como suele suceder con muchas otras cosas, yo creo que la verdad está en el medio. es decir, no son mejores los teclados físicos que los teclados táctiles ni lo táctiles que los físicos, sino que hay algunos físicos que merecen la pena mientras y otros que son una basura pero también táctiles que da gusto usarlos mientras que otros son totalmente insufribles.

¿Por qué digo esto? Porque si usas regularmente una Blackberry díficilmente creo que estés descontento con el teclado y con la velocidad de escritura, pero lo mismo si usas un iPhone, que a pesar de ser táctil y de funcionar mucho mejor en apaisado también es un pequeña maravilla.

A donde voy, y creo que es lo que se ha estado haciendo mal todo este tiempo, es que todavía estamos a años luz de entender lo que es un téclado táctil. Para mí Swype, aparte de ser ciertamente revolucionario y funcionar aceptablemente bien, no es importante por el mecanismo en sí, ni por la idea, ni por la tecnología, es importante porque muestra cómo una pantalla táctil cambia completamente las reglas del juego.

Supongo que esto se le habrá ocurrido a muchos antes que yo, pero continuamente tengo la sensación de que los teclados táctiles han tenido una concepción equivocada desde el principio. En el fondo nos limitamos en su momento a 'adaptar' el mecanismo que ya teníamos para lo físico y trasladarlo a lo táctil, a virtualizar lo físico, por decirlo de alguna manera.

Un teclado táctil no debería funcionar como hacen ahora mismo el 99% de los dispositivos que llevan uno, se están desaprovechando muchísimo las posibilidades que ofrece un soporte táctil como medio de escritura. Cuando reseñaban el n900 en Gizmóvil, comentaban que la parte más importante de un teléfono no es su hardware, ni su cámara, ni su procesador, si me apuras ni su pantalla, es su teclado, y llevan totalmente la razón, un teclado debería ser perfecto. Dicho de un modo más prosaico es la barrera que siempre separa tu dispositivo de ser una extensión de tu mano y por tanto de tu mente, cuanto menor sea esa barrera, más rápido accedes a las funcionalidades del mismo.

No entiendo por qué uno táctil debe funcionar como uno físico, pulsando o apretando las teclas en orden. ¿Dónde están los gestos multitáctiles avanzados para facilitar la escritura? ¿Dónde hay algún método taquigráfico para tomar notas al vuelo con un soporte táctil? Aventurando mucho, y que quede claro que no considero esto algo que llegase ser realmente útil, sólo es un ejemplo, mediante un sistema de puntos y rayas como en el código Morse podrían alcanzarse velocidades de escritura de vértigo. Está claro que se puede, lo único que hace falta es desarrollarlo, eso, antes que nada, es lo que creo que aporta Swype, la muestra de que puede irse más allá, mucho más allá.

A pesar de la caña que le estoy dándo a los teclados táctiles, tampoco creo que los físicos sean mejores, más bien todo lo contrario. En lo táctil me parece que está el futuro, los otros me parecen antiguos, quitan espacio para la pantalla, si no quieres sacrificar tamaño de pantalla e incorporas uno deslizable entonces son incómodísimos, aunque te ahorres las manchas de los dedos sobre una pantalla también son muy sucios, son esencialmente piezas móviles y por lo tanto más propensos a deteriorarse. Hay toda una serie de razones por las que creo que los físicos poco tienen que hacer frente a los táctiles, pero lo que tiene que hacer estos últimos es mejorar sustancialmente la manera en la que podemos interaccionar con ellos. ¿Y tú? ¿Tocar o apretar?