Robert Burden, Birth of a Jedi

Me gusta cuando el arte usa imágenes e íconos de la cultura popular, cuando se trata de cultura geek, todavía más. Hoy descubrí a un artista que hace justo esto. En su último trabajo, el pintor Robert Burden se inspiró en la clásica escena de Star Wars donde Han rescata a Luke usando apestoso tauntaun para mantenerlo abrigado. La pintura está hecha sobre un bastidor de más de 3 metros de alto y 2 de ancho, tiene un nivel de detalle impactante, y le costó a Burden 7 meses de trabajo, que filmó y compactó en 2,42 minutos (pueden verlo al final del post). Los bordes de la escena están decorados con otros personajes icónicos como Darth Vader, Leia y Obi-Wan.

Además de “The Birth of a Jedi”, anteriormente ha pintado y dibujado varios personajes de su infancia. Y es que su inspiración viene de algo que a mi, y me imagino que a muchos, nos conecta muy fuertemente con nuestro lado nerd, y es una nostalgia por las cosas que nos fascinaron de chicos, la ciencia ficción, la fantasía, y las historias donde todo era posible. Así explica él su motivación:

Mis pinturas actuales son “retratos” épico de las pequeñas figuras de acción con las que jugaba de niño. Representaban poder, belleza, el bien y el mal, y capturaban cada aspecto de mi imaginación. Ya de joven adulto, estos juguetes son maravillosamente nostálgicos, pero ya no son sorprendentes para mi. Quiero representar los juguetes tan fantásticos como lo fueron en la imaginación de mi yo más joven.

Yo creo que hace un espléndido trabajo, porque la magnificencia que logra con sus pinturas asombrarían a cualquiera. La de Star Wars particularmente tiene un aire a mural religioso, y no es casual ya que Burden también habla del poder de convertirse en algo casi talismánico que puede tener un simple objeto de plástico. Les dejo los videos de sus tres últimas pinturas, que muestran paso a paso el proceso de su creación, y donde se puede apreciar el esmero y detalle con los que fueron realizadas.

Vía: Nerd Bastards