Ay.. la homeopatía, la homeopatía, otro invento barato llamado "medicina alternativa" que podríamos meterlo dentro del mismo cajón donde pusimos a la Power Balance, a los ovnis, pingüinos y caballos de Jaime Maussan y la acupuntura, es decir, estafas usando a la ciencia como excusa.

Hoy XKCD, la tira cómica definitiva para los geeks le dedica un espacio a la homeopatía, con mucho humor pero muy certera, nos deja claro, una vez más, por qué hay que evitar a toda costa este tipo de pseudociencia que más que beneficiar a las personas, las perjudica y en ciertos casos, puede causar muertes.

Traduciendo lo que se dice en la tira:

-- OK, esta vez he diluído el semen 30x
-- ¡Ahora sí quedaré embarazada!

La homeopatía, como explicaba en Cooking Ideas hace unos días, se basa en dos conceptos que están mucho más cercanos a la brujería y la curandería que la medicina:

  1. Se considera que la raíz de una enfermedad o problema es el mal espiritual y que se manifiesta primero con síntomas emocionales, después mentales y finalmente físicos. Por ejemplo, los homeópatas están convencidos que la tuberculosis es causado por un desequilibrio espiritual.

  2. La memoria del agua: la homeopatía se basa en una teoría que se ha comprobado es falsa. Se supone que al diluir más y más el principio activo, los efectos aumentan porque el agua tiene memoria y "recuerda" las propiedades de la sustancia que supuestamente nos va a curar y al ingerirla "cura mejor". El único estudio publicado al respecto es por el Dr. Benveniste y resultó ser un fraude. Lo curioso es que los defensores de la homeopatía no consideran cualquier otro elemento con el que el agua usada ha estado en contacto. Los contenedores, los ríos de donde provienen, etcétera.

En pocas palabras, mientras menos principio activo, más efecto. Todo basado en una teoría que jamás ha sido comprobado y que tiene 200 años. Me pregunto si las personas que creen en los efectos de este engaño se someterían a tratamientos con las ideas, recursos y herramientas de la medicina de esa época. No creo. ¿Entonces?