¡No te pierdas nuestro contenido!

Los promisorios avances de Marvel respecto a la cinta de The Avengers (Los Vengadores) han calado duro en la casa de enfrente. DC ha decidido apresurar la producción de la película de la Liga de la Justicia, pero tendrá unos inconvenientes menores: no tendrá ni a Batman ni a Superman. ¡Quéééé! Como leyeron: el dúo más emblemático de DC no aparecerá en la pantalla grande.

El estudio pretende que las cabezas de la película sean Linterna Verde y Flash, cuyas cintas ya se habrían estrenado para el 2012. De este modo, se utilizaría el filme como plataforma de lanzamiento de otros personajes, como la Mujer Maravilla (me pregunto si saldrá con su nueva imagen), Aquaman, y el Detective Marciano.

La razón subyacente es que la producción quiere la película tenga cierta continuidad respecto al resto de su filmografía de superhéroes. Ergo, implica desembolsar una cantidad fuerte para contar con Chistopher Nolan y Christian Bale (por lo menos), amén del actor que elijan para el nuevo filme de Superman (¡si es que logran hacer otro!).

Es cierto que en los cómics ha aparecido la Liga de la Justicia sin Batman ni Superman, pero renunciar a sus dos imanes de taquilla es un suicidio. Además, se pone en tela de juicio la producción de Batman 3 y Superman: The Man of Steel. DC, atemorizado porque Marvel continúe quedándose con todo el pastel, ha querido moverse rápido. El resultado: otro tropiezo más. ¿A alguien le quedan ganas de ver a la JLA sin estos dos personajes? A mí, para nada.