Ayer en muchos blogs y sitios varios, se vio la historia de Jenny, una chica que renunció a su trabajo de una forma creativa, dejando en evidencia a su jefe por abusador, medio pervertido, y por pasarse todo el tiempo jugando Farmville. Pero claro, hoy salió a la luz la verdad, y es que la historia no era cierta, la chica era una actriz, y los ideólogos de la noticia eran los responsables de otros hoaxes que en el pasado los medios estadounidenses tomaron por ciertos.

¿Cuál es el objetivo de todo esto? Publicidad, claro, la cantidad de visitas que recibió el sitio TheChive.com, y la atención que atrajo hacia él, no es algo que se consiga ni fácil ni todos los días. Y si bien la "historia" contaba con varios elementos que hacían sospechar su veracidad, (la cantidad de fotos, el hecho de que haya sido publicado justamente en ese blog, con un historial de jugarles bromas a los medios a ver si se lo creían...) mucha gente no lo cuestionó demasiado, y la viralidad hizo su magia, difundiendo las fotos de "HPOA Jenny" por toda la Internet.

Cómo dice en su pizarra, "espero que se hayan entretenido", que es lo que se supone buscaban con esta "noticia". John Resig, uno de sus creadores, afirma que no lo hiceron por los medios, sino que "lo hice casi para probarme a mi mismo que podía hacerlo, provocar que algo sea convierta en viral a las 4:30 de la mañana antes de que todos despertaran. Te agarra emoción pura cuando ves que tu sitio pasa de 15.000 visitas únicas a 440.000 en una hora, viendo como engañas a cada uno de los sitios que no verificaron la historia. El propósito del engaño fue entretener e inspirar, no informar, entonces ¿qué diferencia hay si la historia no tiene un gramo de verdad?".

Y que no les quepa duda que el estilo de la chica y su pizarra va a generar en los próximos días muchas adaptaciones, como suele pasar con las ideas que se esparcen por Internet: las benditas memes, que aquí explica muy bien mi colega Federico que son mucho más que simples desvaríos online.

Otro caso similar, pero qué sí tiene su origen en algo muy real, es el de Anoine Dodson, un hombre de Alabama que salió en un noticiero local contando la historia de cómo encontró a un intruso en su casa, a punto de violar a su hermana. Esto no es de risa, pero Internet le encontró potencial de meme. El tema fue que la personalidad de Dodson inspiró a muchos a hacer parodias en video, mientras se debatía por otro lado si la forma de mostrar esta noticia reforzaba un estereotipo racial. Pero todo explotó y tomó otro curso cuando los hermanos Gregory que hacen Atotune the news le dieron vida a "The bed intruder song": una canción altamente pegadiza que ya fue vista más de 7 millones de veces. Luego hicieron una versión en piano de la canción e invitaron a la gente a hacer sus propios covers, este fin de semana ya había unas 750 versiones. Finalmente se hizo una versión más elaborada del video y la canción, que termino vendiéndose en iTunes y ya alcanzó el puesto número 3 en el ranking de ventas de R&B, en menos de una semana. Vean primero el video original de la noticia, y a continuación la "versión para iTunes" que no podrán sacarse de la cabeza en las próximas horas, o días me animo a decir.

Estos son entonces dos casos parecidos pero inversos, uno se originó en Internet, y la gente lo difundió creyendo que era una noticia, real, el segundo nació de la realidad, pero al llegar a Internet, los ejércitos de creativos casuales la elevaron a hit viral, dándole a Dodson sus 15 minutos de fama, y además un porcentaje de las ganancias de las ventas de la canción en iTunes.

Hoy en día se habla mucho de viralidad, las empresas de marketing y publicidad se desesperan por generar campañas que se esparzan por la red y todos hablemos de ellas. Pero creo que las memes que más fuerza tienen, son las que, como el caso de Bed Intruder Song (y se me vienen a la mente otras como Double Rainbow, o el propio Pulpo Paul del mundial de fútbol que despertó muchísima creatividad en la Red), nacen espontáneamente sobre algo real, y entre remixes, collages y todos los derivados que se les ocurran, sintetizan ese grandioso espíritu de la cultura online de crear y recrear simplemente for the lulz.