Los Goonies

Esto puede sonar a chiste o rumor loco, pero es un proyecto de verdad. Pero según Collider, Richard Donner, director de The Goonies, queridísimo clásico del cine de los 80, contó durante un evento de prensa:

Pensamos que una secuela no sería suficiente. Sentimos que cualquier cosa que hagamos dañaría lo que tuvimos con la original, por lo tanto, el musical. No creo que haya una secuela. Yo no haría una remake. Si se hace será algo nuevo y fresco. Con suerte vamos a hacerlo como un musical de Broadway.

Al parecer fue bastante largo el proceso de llegar a la idea de hacerlo en Broadway, pero se acaba de acortar, porque se ha sumado el escritor/productor Tim Long al proyecto, entregándoles una sinopsis de una posible adaptación que según Donner es "friggin' great". Tal vez Long no les suene, pero este detalle es prometedor: es uno de los que suele hacer musicales para los Simpsons.

Al leer esto me empecé a emocionar pensando que se trataba de alguno de los de las "épocas doradas" de los Simpsons, tal vez responsable de la versión de El Planeta de los Simios con Troy McClure, o Mr. Burns cantando sobre sus chalecos. Pero no, su participación es más actual, y bastante fuerte en la más reciente temporada, para la cual escribió el episodio inicial, y el de la intro de Banksy.

Durante este evento de promoción de la edición 25 aniversario en DVD Blu-ray de la peli, varios anduvieron preguntando si veríamos una secuela involucrando a esta pandilla de chicos que a unos cuantos nos marcaron la infancia. Pero esa idea ya es poco probable como confirmaron los integrantes del elenco y el equipo que fueron al evento, por más que hace años se viene masticando la posibilidad, el tiempo de hacerla, para ellos, ya pasó.

Así que de momento nos tendremos que conformar con la edición aniversario de la película original, y con ese inesperado musical, cuando llegue a concretarse. Yo le veo posibilidades, después de todo si tanto Spiderman como Super Mario tienen sus obras musicales, a esta altura creo que cualquier cosa puede pasar en Broadway. Al menos va a ser algo diferente a las tantísimas secuelas o remakes de clásicos que nos traen los estudios estos días.