Ayer nuestros compañeros de Gizmóvil nos informaban puntuales de una actualización para la app de Facebook tanto para Android, como para iOS que traía como plato fuerte la incorporación de los nuevos Grupos pero sobre todo la de Places, el servicio de geolocalización de la red social que aunque ya estaba disponible en algunos sitios llega pisando con mucha fuerza los talones de otras más veteranas como Foursquare o Gowalla. Si hace poco más de 24 horas me hubieseis preguntado quién creía que iba a liderar la carrera de las redes sociales basadas en la geolocalización hubiese dicho que, de lejos, Foursquare, pero ahora sin embargo no lo tengo yo tan claro.

No lo tengo yo tan claro porque actualmente y dejando a un lado el panorama de EEUU donde también aparecen alternativas como Yelp y otras en la gran mayoría del planeta hasta hace poco la lucha se dirimía en Foursquare y Gowalla, aunque iba ganando con mucha diferencia la primera a la última. Sin embargo, ahora se sube al ring de combate otro contendiente más, Facebook, que viene de novatillo, de despistado, pero lo hace con la friolera de 500 millones de usuarios debajo del brazo y eso no es ninguna broma, supone que, prácticamente, cualquier pequeña aventura que le de a Mark Zuckerberg por emprender tiene un éxito mediano asegurado, éxito que a otras startups les ha llevado años conseguir.

Al grano ¿Qué supone todo esto de cara a nosotros, los usuarios? Recomiendo echarle un vistazo a este interesantísimo post de Mashable donde Dennis Crowley, CEO y fundador de Foursquare habla del futuro que tienen planeada para la red social ¿Concusión? Se avecina algo muy, muy gordo. O mucho me equivoco o dentro de poco todo este conjunto de redes sociales dejarán ser ese juguetito just for geeks donde muchos creen que una panda de inconscientes se dedican su tiempo a exponer su privacidad para convertirse en algo que estará estrechamente relacionado con el negocio del futuro, con la manera de hacer comercio del futuro.

El primer caso de éxito que se me viene a la cabeza es el de Amazon, desde el primer momento en el que un usuario planta su huella digital en la página, esta se dedica a recopilar datos basados en sus búsquedas, en su actividad y crea con ello un perfil que utiliza luego para hacer 'inocentes' recomendaciones a sus usuarios que, en la mayor parte de los casos, suelen dar en el clavo. Según Dennis Crowley, este es, más o menos una de las piedras angulares por el que pasará el futuro de Foursquare y me atrevo a decir que el de cualquier red social basada en la geolocalización. Es algo parecido a lo que está intentando Facebook con Deals, implantado en Places, donde los anunciantes pueden hacer descuentos a sus usuarios en base a sus gustos, intereses y supongo que con el tiempo se hará en base a los sitios donde frecuentemente el usuario hace checkin.

Por eso decía al principio que Facebook, aunque haya aparecido de la nada tiene mucho potencial para merendarse a todas las demás tranquilamente, porque pocos como él saben prácticamente cualquier detalle sobre sus usuarios (sí, escalofriante en cierto sentido pero cierto, y recordemos que es sólo una herramienta). Me hace gracia ver como de nuevo Internet cambia los papeles, el futuro del comercio no pasa por un cliente que se acerca atraído ya sea por el azar o por una publicidad genérica, sino que el comerciante tiene que hacer un esfuerzo, tiene que integrarse con el usuario para ofrecerle descuentos, para ofrecerle rebajas, ventajas, garantías... y encima hacerlo de manera completamente personalizada.

Sigue llamando la atención, eso sí, que al parecer sólo un 4% de los adultos usan redes sociales basadas en la geolocalización pero la publicidad del futuro, me atrevo a decir será cada vez más personalizada, y por tanto quizá más peligrosa, cuando paseamos en el día a día, embutidos en la mayoría de los casos en múltiples anuncios en la televisión, radio, carteles... etc ni siquiera un 10% de ellos puede que nos interesen (en el caso de un niño un coche por ejemplo, o una moto, en el caso de un anciano una oferta para hacer paracaidismo), lo que empezó como un simple juego de geeks en una red social basada en la geolocalización puede que acabe definiendo las reglas de cómo se hará la publicidad de aquí a unos años.

En ALT1040: Facebook Deals, golpe maestro de Facebook en la geolocalización

Foto: TechPinger