Hispasec ha realizado un estudio para comprobar cuál es el navegador más seguro y como ganador, siendo el navegador más seguro, ha sido Mozilla Firefox, seguido de Google Chrome. Este estudio se ha realizado en 20.263 páginas webs maliciosas y se ha accedido a estas con cada uno de los navegadores para ver el nivel de seguridad que proporcionan al usuario.

De todas estas páginas web maliciosas Firefox protegió al usuario en 7108 casos lo que hace un 35,08%, mientras que Chrome lo hizo en 6639 de ellas (32,76%), Internet Explorer en un total de 5144 páginas web (25,39%) y el que peores resultados ha arrojado ha sido Opera, que protegió del software malicioso en 1690 de las páginas web, lo que hace un 8,34%.

Tanto Firefox como Chrome usan el mismo sistema de protección, Google Safebrowsing, con lo que es bastante curioso que el primero tenga mejores resultados que el navegador de Mountain View. Los chicos de Hispasec consultaron Google y estos les informaron que aunque ambos usan el mismo mecanismo se mantienen distintos acuerdos y diferentes fuentes de listas negras por las que puede variar el resultado final.

Los sistemas de protección están basados mediante mecanismos de filtrado por URLs, por lo que no es totalmente efectivo. Durante las primeras horas de infección de uno de estos sitios es probable que ninguno de los navegadores bloquee el acceso y la infección sea más fácil. Sin embargo y a pesar de esto, desde Hispasec destacan que en muchos casos las páginas web bloqueadas en un navegador no lo son en otro y viceversa

Sea como fuere, no deja de ser algo preocupante que el navegador que mejor resultados da en estas pruebas bloquee tan sólo el 35% de las páginas web y muestra a los responsables de este tipo de aplicaciones que se debe trabajar para mejorar la seguridad. Mientras esto va llegado no deja de ser aconsejable tener un software secundario que se encargue de filtrar todo lo que no sea capaz de bloquear el propio navegador.

En esta era en la que cada vez se usan más aplicaciones en la red, compartimos más nuestros datos en las redes sociales y parece que todo avanza hacía el cloud computing es vital que los navegadores sean seguros. Y por supuesto, que el usuario este concienciado y no sea temerario en su navegación, aplicando un poco de sentido común hace que en muchos casos descienda asombrosamente el nivel de infecciones en nuestro equipo.

Vía: Bitelia