Navidad es la época de los regalos por excelencia. Prácticamente todos damos y recibimos cosas para amigos y familia. El problema está en que no todos conocen los gustos de todos tan bien, o saben qué ya tenemos o qué andamos necesitando, y ahí es donde toneladas de las cosas que son envueltas para regalo terminarán siendo cambiadas, o arrumbadas en algún armario para juntar polvo o convertirse en un futuro re-regalo.

Por otro lado están los sitios de ecommerce, que cada año aumentan sus ventas considerablemente en estas épocas (Amazon: 28 mil millones de dolares en regalos este año). Ahora bien, si mi tía me regala un sweater horrendo, y me dice dónde lo compró, puedo ir a cambiarlo tranquilamente. Con el avance de las tiendas online ahora hacer regalos es tan simple como algunso clics, indicar dirección de envío y listo. Pero el proceso de devolver un artículo a una tienda online en cambio, es mucho más engorroso, y significa para ellos muchísimo dinero, teniendo en cuenta que en el mercado de las ventas minoristas online, hasta un 30% de los regalos son devueltos.

Aquí entra la genial idea que según informa el Washington Post Amazon acaba de patentar: un sistema que permite filtrar los regalos que nos envían, para convertirlos en un certificado de regalo antes de que nos llegue y nos demos cuenta que no lo queremos.

¿Cómo funciona? La patente pone de ejemplo a una hipotética tía Mildred, la cual el usuario ya sabe que suele regalar cosas que no son de su agrado, entonces puede configurar el sistema para que convierta automáticamente cualquier regalo de la tía en un certificado de regalo para gastar en lo que él quiera (el sistema es amable, y envía a la tía un agradecimiento por su regalo de todas formas). Y este es sólo un ejemplo, porque la cosa funcionaría con un determinado conjunto de "reglas" que podemos indicar para ir filtrando los regalos no deseados, en la imagen pueden ver algunos, como "nada de ropa de lana", o "en la época de mi cumpleaños" (esto me imagino que será útil si queremos comprar algo caro y podemos convertir los regalos individuales en un jugoso certificado) o "Convertir VHSs a DVDs" (el documento debe ser algo viejo ¿quién regala VHSs hoy en día?).

Claro, los puristas del arte de hacer regalos no van a estar muy de acuerdo con este sistema. Admito que yo soy de las que ponen bastante esfuerzo en pensar y comprar el regalo ideal a la gente que quiero, los regalos prácticos por lo general me aburren, pero convengamos que a veces algunos amigos o familiares no la pegan para nada con lo que con todo su cariño pensaron para nosotros, o nuestro regalos "perfectos" para ellos terminan decepcionándolos. En ocasiones recientes hasta tuve que recurrir a preguntar directamente a varios qué querrían de regalo directamente, para ahorrar problemas, con lo que la "magia" de hacer regalos no siempre está presente o es posible. Y aquí es donde un sistema como este podría ser más que útil, para usurios y vendedores por igual.

Espero que para cuando el día llegue (si es que llega) que los servicios de Amazon puedan aprovecharse tan bien internacionalmente como en los países en los que esté establecido (hacer un pedido desde estas latitudes muchas veces puede significar que tengan destinos bastante retardados, o inesperados gastos adicionales para dejar contento a algún despachante de aduana), este sistema esté implementado, así todo el proceso de los regalos sería mucho más eficiente y felíz para todo (salvo los puristas, que pueden seguir haciendo las cosas a la antigua si lo desean) ¿Ustedes que opinan, genial idea, o un atentado contra el arte de hacer regalos?