¡No te pierdas nuestro contenido!

A finales de abril de 2010, un poco antes que empezara a venderse en Latinoamérica y España escribí una reseña del iPad. El título: Cómo el iPad va a cambiar el mundo. En ese momento consideré que la radical diferencia entre el uso de una computadora con una tablet donde las cosas simplemente funcionan haría un cambio significativo en la manera en que racionalizamos la tecnología hacia una vertiente mucho más emocional.

Al final es justamente lo que ha pasado. El iPad está cambiando el mundo justamente de esa manera. 2010 será el año en que vimos el surgimiento de este tipo de dispositivos con una gran cantidad de marcas iniciando una carrera para intentar alcanzar y superar al dispositivo del Apple. Por el momento nadie lo ha logrado.

Aun habiendo salido con un sistema operativo que no era multitasking, sin lector de tarjetas SSD, sin un puerto USB estándar (y quien sabe cuántas otras críticas sinsentido que se le han hecho al dispositivo), Apple probablemente venderá más 12 millones de iPads durante 2010.

Es difícil pensar en un mundo (tecnológico) sin el iPad, sin la cantidad inmensa de aplicaciones que se han hecho para este dispositivo, es difícil pensar en un mundo sin poder usarlo para todo lo que lo usamos hoy en día. Es difícil creer que antes no existía y "no pasaba nada".

El iPad hará lo mismo por la tecnología que el iPhone hizo en su momento con la telefonía. Probablemente más. El iPad y todas las versioens que vendrán en el futuro serán la puerta al internet, a las aplicaciones y al software para un gran número de personas que simplemente no les funciona un teclado, ratón y pantalla separada.

El iPad probablemente de un segundo gran golpe cuando se lance la nueva versión mejorada del dispositivo a inicios de 2011. Esperemos modelos más baratos, más accesibles, más livianos y tal vez más pequeños.

Otros de los dispositivos que consideramos para gadget del año: Apple MacBook Air, Samsung Galaxy Tab, Nokia N8, Google Nexus S, BlackBerry Torch, Microsoft Kinect, Parrot AR Drone y el iPhone 4.