¡No te pierdas nuestro contenido!

La “nueva pelea” entre Google y Bing, esa que arrancó el día de ayer tras acusar el primero al segundo de estarle copiando parte de sus resultados de búsqueda, acaba de recibir otro capítulo más que todo el mundo esperaba; la contestación oficial de la gente de Bing a las acusaciones de Google. ¿Y qué dicen desde Microsoft?

Pues bueno, de manera resumida Bing comenta que usan muchas variables diferentes en su algoritmo entre las que se encuentran los clics “que recibimos de algunos de nuestros clientes que optan por compartir anonimamente sus datos de navegación”. Además añaden que la investigación de Google es “novelesca” y que “nunca nos propusimos crear una nueva versión de un buscador ya existente”.

Es decir, que Bing no reconoce, como se dijo ayer en algunos sitios, que estén copiando resultados de Google sino simplemente argumentan que entre toda la información que recopila su algoritmo está la que los usuarios le mandan directamente, dentro de la cual a su vez fácilmente puede haber “clics” hechos por X número de usuarios en resultados de páginas de resultados de Google.

Por otro lado Google sigue en sus trece y hoy también ha publicado un post donde vuelven a decir que tirando o no de la palabra copia, la realidad es que Bing está utilizando resultados de búsqueda de Google y detallan la investigación que emprendieron para llegar a esa afirmación cuya parte más importante fue la utilización de honeyposts (de forma resumida crearon páginas de resultados falsas para términos muy concretos y “pasaron” esa información a Microsoft vía la barra de herramientas de Bing incorpora en IE8. Al poco, Bing mostraba exactamente los resultados proporcionados a través de la barra para los términos concretos que hasta entonces no devolvían ningún resultado).

Olvidando la palabra copia y ahora que tenemos las dos posturas oficiales, personalmente creo que tanto Google como Bing tienen su parte de razón. Me explico.

Ciertamente creo, al igual que han manifestado otros, que los resultados de la investigación de Google están sesgados ya que hay que darle contexto a las cosas (lo que ha hecho Microsoft). Con esto presente, quizás Google se pasa un poco en la dureza de sus acusaciones ya que una cosa es que en casos muy concretos Bing utilice los resultados de Google (por ejemplo en aquellos en los que el algoritmo única y exclusivamente detecta la información que un usuario le ha mandado de una página de resultados de Google) y otra se estén sangrando a los de la gran G.

Ahora bien, también entiendo el mosqueo de Google, ya que aunque la información enviada a Bing por usuarios de búsquedas de Google solamente sea una de las muchas variables de las que se nutre el algoritmo de los de Redmond, la realidad es que en ocasiones aprovechan el esfuerzo tecnológico de Google (por ejemplo hay pruebas de que a veces cuando un usuarios escribe mal una palabra en Bing, el buscador calca los resultados pertenecientes a la página de resultados “quizás quiso decir” de Google para esa palabra).

En definitiva aquí para mi el quid de la cuestión está en saber qué peso real tiene dentro del algoritmo de Bing la información de resultados de búsquedas de Google enviada a Microsoft por sus usuarios, si se usa de forma completa muy excepcionalmente o por el contrario es una tónica que va a más.

Como conclusión final en mi opinión Microsoft debería sacar completamente del algoritmo todo lo que tenga que ver con Google ya que no me parece una estrategia inteligente. Con ella solamente consiguen frenar su propia innovación (si el algoritmo no funciona bien en determinados casos, hay que centrarse en solucionarlo, no en poner parches) y depender directamente del principal competidor que tienen.

Imagen: Computerworld