¡No te pierdas nuestro contenido!

A pesar de que estos días la actualidad tecnológica se ha estado moviendo en torno al Mobile World Congress (no os perdáis la fantástica cobertura que están realizando nuestros compañeros de Gizmóvil), los chicos de Google acaban de presentar una nueva herramienta que aunque como vamos a ver está relacionada con el mundo de los dispositivos móviles tiene menos que ver. Se trata de Google One Pass, una herramienta que pretende que los editores que estén interesados en ofrecer suscripciones de pago a sus lectores puedan hacerlo de manera cómoda y sencilla.

La implementación y el funcionamiento general de la herramienta es bastante sencillo y está muy bien pensado, muy à la Google, permite que el contenido a publicar esté disponible para cualquier dispositivo y el precio de ese contenido es totalemente personalizable, los editores ponen su precio, pudiendo importar la lista de suscriptores ya existentes de manera transparente, permite elegir entre distintos tipos de pago (Google Checkout está, por supuesto, entre ellas) y para mí su punto fuerte es que la personalización llega al punto de que se puede poner precios distintos a contenidos distintos, separar con facilidad lo que será gratis y lo que no y sobre todo porque es posible cobrar cada artículo de manera individual o ofrecer suscripciones diarias, semanas o mensuales en paquetes.

Lo curioso es que desde el principio ha venido acompañado del apoyo de grandes distribuidoras de contenido como el Grupo PRISA en España y Axel Springer en Alemania, por lo que su aceptación promete ser bastante buena. Así las cosas, muy bien por Google pero ¿Por qué he decidido hablar de Google One Pass? Muy sencillo, aunque parece una herramienta destinada a un número más bien minoritario de personas en realidad detrás de ella se esconde la clave de lo que vamos a ir viendo los próximos meses en materia de contenidos y distribución de los mismos ¿Recordáis que el otro día hablábamos de Livestand, la aplicación de Yahoo! que permitía una personalización similar pero estaba orientada a tablets? ¿Recordáis cuando hicimos nuestra crítica a The Daily? Es básicamente lo mismo pero con distintos matices.

La popularización de los tablets y los smartphones está trayendo consigo una consecuencia muy clara, las maneras en la que disfrutamos contenidos, los leemos, vemos, oímos y tenemos acceso a ellos está cambiando de manera profunda, ya no está limitado a la hoja de un periódico, a la pantalla de un cine o una televisión o unos altavoces, los contenidos están más vivos que nunca y se mueven van con el usuario a donde quiera que esté vaya en forma de dispositivos móviles. Por eso es extremadamente importante, y muy estratégico el movimiento que Google acaba de hacer, puede sonar exagerado, pero es muy probable que One Pass acabe siendo el Adsense del futuro, una tremenda fuente de ingresos para Google basada en el pago de contenidos. El tiempo lo dirá, pero cuando tantas compañías de manera indendiente y de manera tan intensa están centrando su atención lo mismo, por algo será ¿Qué opináis vosotros?