Finalmente se ha confirmado lo que muchos rumores apuntaban: BlackBerry Playbook tendrá soporte para aplicaciones de Android. Desde el pasado mes de enero se viene comentando esta posibilidad la cual sería un importante aliciente para comprar la tableta de RIM. Pues bien, hace tan solo unas horas esto ha sido confirmado por la compañía en un comunicado donde anuncian que su sistema operativo podrá ejecutar aplicaciones que hayan sido preparadas para Android 2.3 o superior, de modo que el sistema operativo de Playbook podrá correr aplicaciones de dicho sistema operativo además de BlackBerry OS, aplicaciones realizadas en HTML5, Flash o Adobe Air, además de las aplicaciones que sean programadas de forma nativa para su plataforma en C o C++, para lo cual podrán un SDK disponible para los desarrolladores.

¿Qué nos deja esta noticia? Pues un motivo de mucha satisfacción para la gente de RIM, que partirán con un montón de aplicaciones que pueden ser ejecutadas desde el primer día en su tablet con una estrategia algo arriesgada pero en la que no tienen nada que perder y sí mucho que ganar.

Lógicamente sucederá lo mismo que al comienzo del iPad cuando se podían instalar aplicaciones de iPhone no diseñadas para pantallas tan grandes, que es precisamente lo mismo que sucede con Galaxy Tab, un número de aplicaciones que no se verán de forma optimizada para una pantalla de siete pulgadas pero que tarde o temprano se irán actualizando, sobre todo cuando vayan apareciendo más aplicaciones para Honeycomb.

Personalmente me parece una decisión muy inteligente la que ha tomado RIM, en lugar de darle más trabajo a los desarrolladores para poder ejecutar sus aplicaciones en mi sistema operativo y correr el riesgo de que muchos no lo hagan, permito que mediante una máquina virtual de Java puedan ejecutar las que ya tienen hechas. Con esto corren el riesgo de que los desarrolladores prefieran seguir desarrollando aplicaciones para Android y no de forma nativa para su sistema, pero por otro lado es un punto muy bueno para el que esté interesado en comprar su tableta, que verá como las posibilidades para ejecutar aplicaciones se multiplican y quizá, se decida a comprar la BlackBerry Playbook en lugar de una tableta con Android.