La nueva muralla de pago del New York Times que tiene programado su lanzamiento para el 28 de marzo, puede que tarde un poco más debido nada más y nada menos a su débil programación en javascript. Su falla fue evidenciada gracias al bookmarklet NYTClean, el cual remueve con solo 4 líneas de código el recordatorio de pago que el NYTimes envía (en algunos países como Canadá) cuando se ha llegado al límite de 20 artículos gratuitos al mes.

¿A quién se le ocurre hacer un paywall en javascript? Es un misterio pero mientras tanto, el código que remueve el recordatorio y activa el scroll para poder seguir leyendo artículos en NYTimes.com es:

//Prototype is already installed on NYTimes pages, so I'll use that:
$('overlay').hide();
$('gatewayCreative').hide();
$(document.body).setStyle( { overflow:'scroll' } );

La decisión de edificar una muralla de pago en la red para proteger contenido es como mínimo riesgosa, ya que la circulación en la red sucede de muchas formas: vía Twitter, Facebook, email, links, búsquedas, RSS. Ellos lo saben por lo que entre las locuras de este paywall se encuentra el límite de cinco artículos al día vía Google y más tarde, se informó que esta medida se extendería a los buscadores más importantes. . También se ofrece la posibilidad de acceder a las entradas de sus blogs -incluso si no eres suscriptor - vía redes sociales como Twitter y Facebook. En serio.

La cuenta FreeNYT salió al rescate (o al trolleo) para ofrecer acceso vía el mismo API del NYTimes y hacer un comentario contundente acerca de la ridícula e innecesaria barrera que esta levantando un periódico con 150 años de reputación, ahora en juego.


Ahora NYTimes pide que Twitter suspenda esta cuenta. Pongámos atención a que esta cuenta utiliza el logotipo del New York Times, es decir, que se podría estar violando una marca registrada.

El resultado de querer convertir en una conducta anti-social el compartir y acceder a información, es más fricción entre la dañada relación entre el copyright y el internet, la misma que como siempre puede resolverse con la ley favorita de los monopolios intelectuales: el DMCA.


When your #paywall requires to to invent exciting, far-reaching new trademark laws, You're Doing It Wrong, #NYT.less than a minute ago via web

La idea del paywall es simplemente mala y sobre todo poco clara en el caso del NYTimes, como afirma Jay Rosen. No esta bien definido si es una barrera con flexibilidades y/o un medidor diseñado para cobrar una tarifa de navegación. Aunque el objetivo financiero sea claro, no se debe evitar la discusión en torno al periodismo ya que finalmente el mantra del NYTimes es que por 15 doláres al mes, podemos apoyar el buen periodismo. El dinero no garantiza calidad y sí es una cuestión de periodismo: ¿por qué la suscripción ilimitada cuesta 4 veces más que Netflix (35 doláres mensuales)? o ¿por qué tendríamos que escoger entre 15 o 20 doláres para la versión Ipad o Iphone?

Recuerda que si eres suscriptor de la versión impresa tienes acceso a todo.(El precio es de 5.85 doláres por 7 días a la semana del NYTimes papel en tu puerta.)

Techdirt publicó un resumen de algunos números que nos pueden dar una idea de cómo el NYTimes pretende apoyar el periodismo:

  • NYTimes solamente necesita convertir del 1 al 10 por ciento de sus lectores en línea para hacer negocio
  • Solo 15 por ciento de los visitantes encontrarán el paywall debido a que la mayoría puede leer gratis 20 artículos.
  • Si quieres acceder al sitio en línea y via aplicaciones móviles debes pagar 15 doláres. Pero por Ipad y web pagas $20. Si quieres acceder al NYT de donde sea tendrías que pagar 35 doláres.
  • El NYTimes podría ganar 66 millones de doláres con tan sólo el uno por cierto de sus visitantes.

Si el objetivo es apoyar el periodismo, es un poco extraña la alianza con Lincoln para a ofrecer acceso patrocinado a cambio de audiencia cautiva para la marca de automóviles ¿no?

Muchos argumentan que el paywall del Wall Street Journal ha funcionado pero Emily Bell del centro de Periodismo Digital de Columbia opina que la gran diferencia es que es que el WSJ es una publicación especializada y además, su audiencia base tiene dinero.

Es díficil predecir si la audiencia va a renunciar a la información gratuita a cualquier precio, el problema fundamental sigue siendo que los magnantes de los medios --como Rupert Murdoch o Carlos Slim--no se preocupan en lo más mínimo por la lógica y naturaleza del internet, y pretenden que el consumidor se adapte al mercado y no al revés.

Sin ser una experta, creo que no es una locura decir que para hacer negocios con éxito es necesario evitar complicarle la vida a tus consumidores, pero al parecer al hombre más rico del mundo --quien rescató al periódico hace unos años y presuntamente presionó a Sulzberger a edificar el paywall-- esto no le importa, él cree que al final funcionará.


Buena suerte al New York Times por este gran experimento (el cual seguramente será referencia en el futuro) y por lo pronto, considerémos los 40 millones de doláres invertidos en su paywall como un gran apoyo accidental al periodismo independiente y sus excelentes competidores quienes hoy, son ya más fuertes.

Cuando la ambiciosa muralla de pago en javascript convierta al New York Times en una reliquia del mundo del periodismo, esta vez no podrán decir que el internet tiene la culpa.

Imagen vía Nieman Lab