¡No te pierdas nuestro contenido!

Cuando creíamos que Kinect no podría sorprendernos más, nos topamos con un nuevo hack de esos que demuestran cómo la tecnología puede mejorar ostensiblemente nuestra calidad de vida. En concreto la de las personas invidentes, que gracias al sistema de control por movimiento de los Redmond, conseguirán desplazarse mucho más cómodamente por su entorno.

Evidentemente la solución a que nos referimos no les va a devolver la vista, pero sí que les transmite información sobre los obstáculos dispuestos a su alrededor. El conjunto, que podéis ver en el vídeo sobre estas líneas, acopla la cámara a un casco y ésta a su vez a un portátil Dell, que puede llevarse colgado en una peculiar mochila protectora.

Kinect y el software específico se encargan entonces de transmitir la información a un cinturón provisto de tres áreas de vibración independiente y al headset Bluetooth de turno, que ofrece instrucciones verbales al individuo.

El programa también es capaz de reconocer e interpretar código Data Matrix, QR o Aztec, de tal manera que pueda disponerse en lugares públicos para ofrecer información a quienes usen este sistema (si es que en un futuro lejano acaba perfeccionándose y siendo comercializado). Sus responsables son Michael Zöllner y Stephan Huber, de la Universidad de Konstanz.

Para terminar no os perdáis tampoco esta otra modificación, nada práctica, pero curiosa cuanto menos: Kinect conectado a una gran esfera de proyección en la que se despliega un gigante ojo virtual que nos sigue con su pupila, provocando una desconcertante sensación en el observado:

Vía: Engadget