¡No te pierdas nuestro contenido!

Quienes pensasen que Anonymous se iba a amedrentar tras recurrir Sony a los servicios de Prolexic (firma especializada en combatir ataques DDOS) estaban muy equivocados.

Sí que dá la impresión, no obstante, de que el grupo activista no se encuentra tan coordinado como quisiese hacer ver. Y es que si ayer mismo enconaba que lo peor aún estaba por llegar, considerando irremediable la frustración de víctimas colaterales (los usuarios) hoy han decidido suavizar la situación con un frente que saben les es indispensable para ganar la batalla.

Esto es lo que uno de sus interventores comentaba ayer vía IRC a Sebastian Moss, editor de PlaystationLifeStyle.com:

Todo lo que ha visto Sony de nosotros no es más que un mero aperitivo. Un simple saludo para hacerles saber que estamos aquí. No os confundáis: lo que habéis visto hoy, la frustración que ha traído consigo, es mera preparación para lo que está por venir. Lo dijimos: esperadnos. Contar con que hemos acabado sería un gravísimo error.

Como no queremos dispararnos en el pie, no comentaremos sobre tácticas operativas específicas que pudiésemos o no llevar a cabo. Diremos en cualquier caso que si Sony piensa que LOIC es nuestro único truco bajo la chistera... se equivocan. Esta operación tiene muchas caras y algunas de ellas bastante creativas.

A los consumidores les diríamos que antes de juzgarnos, se tomen el tiempo de comprendernos...

Toda esa valentía, esa petición al vacío, se ha transformado hace unas horas en el titular que encabeza este artículo: Anonymous sabe que necesita tener a los usuarios de su lado y que por tanto ha de emplear su creatividad para atacar a Sony de otra manera, una en la que sea ella la única perjudicada:

Nos hemos dado cuenta de que atacar PSN no es buena idea, por lo que hemos suspendido temporalmente nuestra acción hasta que encontremos un método que tenga un impacto menos severo en los consumidores.

Anonymous está de tu lado, luchando por tus derechos. No pretendemos atacar a los usuarios de Sony, este ataque está única y exclusivamente dirigido a la compañía e intentaremos que vuelva a afectar a los gamers en un futuro, ya que ésto deslegitimaría nuestras acciones. Si hemos molestados a los usuarios, por favor, sabed que no fue nuestro propósito.

Desde Sony se han limitado a reconocer (por fin) la posibilidad de los ataques, sin confirmar siquiera la petición de ayuda a Prolexic y agradeciendo a los usuarios su paciencia:

Estamos investigando la inestabilidad de nuestros servidores, incluyendo la posibilidad de un ataque remoto. Queremos disculparnos una vez más ante nuestros usuarios por las interrupciones del servicio. Nuestros ingenieros están trabajando para evitar que vuelva a ocurrir. Apreciamos enormemente el apoyo de los consumidores.

Como véis, esta guerra se ha convertido en una batalla dialéctica para con los jugones, a los que se intenta llevar al huerto por parte de ambos bandos: desde Sony acusando su victimismo y con sonadas disculpas por parte de Anonymous, enfrascado ahora en originales alternativas de acción.