Así como hay historias que nos hacen ver un poco de luz en el futuro y nos dicen que tiempos venideros nos traerán muchas cosas buenas, están también las distopías. Una distopía, literalmente, es una anti-utopía; para nada un lugar feliz. Normalmente las historias distópicas nos presentan un futuro en que las condiciones de vida son miserables y existen elementos como la pobreza, opresión, guerra, segregación, violencia, terror y un largo etcétera, lo que nos presenta una sociedad sumida en desgracias, sufrimiento y coraje.

Las historias distópicas han existido desde tiempos inmemoriales. Asimov lo describía un poco como el efecto Frankenstein, en el cual los avances tecnológicos podrían volverse en nuestra contra en más de una manera. Es un tema recurrente en el cine y en la literatura, simple y sencillamente porque es como ver el peor escenario posible de nuestro futuro. Y nada nos llama más la atención que nuestro futuro.

Debo confesar que como género cinematográfico es uno de mis favoritos, es por eso que fue realmente difícil escoger sólo doce entre las muchas películas distópicas que hay. Pero siéntanse libres de opinar en los comentarios acerca de las películas que también podrían estar en este pequeño recuento--apuesto a que Farenheit 451Equilibrium, Logan's Run, Book of Eli, THX 1138, Metropolis, the Postman y muchas otras serán mencionadas-- les recuerdo que las películas son una muestra representativa del género y no siguen ningún orden de importancia, han sido colocadas así más bien por azar.

Sin más preámbulos les dejo esta lista de doce grandes películas distópicas que vale la pena ver:

Terminator (1984)

La guerra entre las máquinas y la humanidad está en su punto más álgido. Pero para bien o para mal, la batalla decisiva entre estas dos fuerzas no se llevará a cabo en ese futuro, sino en 1984. Un robot asesino es mandado al pasado por las máquinas para tratar de dar muerte a Sarah Connor, al parece ser una mujer ordinaria pero cuyo hijo será el líder de la resistencia.

Explosiones, robots, escopetas y Arnold Schwarzenegger como un musculoso robot asesino con un acento gracioso. Si a esto le sumamos una buena historia en general y la dirección de James Cameron, Terminator se convierte en uno de los clásicos no solo del cine distópico, sino del cine de ciencia ficción.

V for Vendetta (2006)

Basada en el comic del mismo nombre, nos presenta una Gran bretaña que vive sumida en el totalitarismo y la opresión. Un luchador enmascarado usa tácticas que caen en el terrorismo para tratar de pelear en contra del gobierno opresor. Junto con una aliada inesperada encarnada por Natalie Portman, Hugo Weaving nos trae una actuación magistral. Además, la aparición de Sir Stephen Fry es refrescante. Una genial película de inicio a fin.

Un dato curioso es que V usa una máscara de Guy Fawkes, conspirador inglés conocido por la lucha en contra de la persecución religiosa y sus intenciones de tratar de volar el Parlamento y asesinar a Jacobo I. Además ha sido usado como ícono de la lucha contra el sistema, como es en el caso de Anonymus.

The Road (2009)

The road es una película que nos presenta a Viggo Mortensen en un papel genial. Un futuro ffrío y desolador un padre y un hijo deciden ir al sur, donde el clima es un poco más cálido. A pesar de que no saben lo que podrán encontrar, proceden entre la resignación y la esperanza.

Entre sus pertenencias llevan una pistola y dos balas. Las usarán ya sea para salvar sus vidas del peligro o para terminar con ellas. Durante  su viaje verán las cosas horribles y duras. La historia analiza la relación padre-hijo y su reacción ante un mundo hostil y desesperanzado. Increíble película y muy buena actuación de Mortensen.

Mad Max (1979)

Un mundo en el que las autopistas son controladas por pandillas que están siempre en constante pelea, las calles se convierten en campos de batalla dónde la muerte es algo común. La gente está aterrorizada por estas pandillas que matan simple y sencillamente para tomar la gasolina de los demás.

Quizás uno de los papeles más recordados del joven Mel Gibson, en el que encarna a Max Rockatasky, un ex policía cuya familia y compañero son asesinados por una pandilla. En su búsqueda de venganza se convierte en Mad Max, un guerrero del camino.

Explosiones, persecuciones en auto y peleas inusuales en un escenario desértico además de una estética fascinante. ¿Quién necesita grandees actuaciones cuando tienes tantas explosiones?

Children of Men (2006)

Gran Bretaña vuelve a ser el centro de otra historia distópica. Esta vez la humanidad se enfrenta a un problema distinto: infertilidad. Los humanos no pueden tener hijos y la sociedad se vuelve un caos. Los habitantes de londres están enmedio de una guerra entre dos bandos. Durante dieciocho años esta ha sido la única realidad.

Pero en un rincón de Londres aparece la última esperanza de la humanidad, una mujer que ha quedado embarazada sin explicación aparente. Por azares del destino, un pacifista y su ex-esposa revolucionaria se verán en la necesidad de acompañarla en un viaje a un lugar seguro.

Gattaca (1997)

Ahora nos trasladamos a un futuro no muy lejano en el que es común que los hijos elegidos mediante mecanismos de control genético para asegurar que nacen con los mejores rasgos hereditarios de sus padres. Vincent siempre ha soñado con la exploración espacial,pero se ve discriminado por su ADN "defectuoso" que sólo le permitiría --según los estándares de este futuro distópico-- tener un trabajo mediocre.

Decide luchar contra el sistema, engañándolo. Tras muchos problemas logra adoptar la identidad de Jerome, un humano perfecto genéticamente pero que ha quedado parapléjico en un accidente.

¿Qué tanta discriminación puede haber en el futuro? Más de la que nos imaginamos.

Nineteen Eighty-Four (1984)

Basado en la novela homónima, la película nos presenta una humanidad sumida en el totalitarismo donde todo es regulado e incluso los pensamientos son considerados crímenes. El futuro, el pasado y el presente son controlados y manipulados de tal manera que la sociedad vive en un constante agobio.

Pero entre todo este caos, Winston Smith descubre que el gobierno le miente a todos y empieza su propia investigación personal para descubrir la verdad.

Un clásico de la literatura y una película que nadie debe perderse. Pero cuidado, el Gran Hermano los está viendo.

Brazil (1985)

Un gobierno ineficiente y burocrático en el que Sam Lowry es una persona normal que trata de hacer lo mejor que puede en su trabajo. Mientras trabaja descubre que una persona inocente ha sido condenado por culpa del sistema legal tan truculento y trata de resarcir el error, durante este proceso se da cuenta de lo difícil que puede llegar a ser tratar de hacer lo correcto.

Además de una distopía, nos presenta una crítica a la sociedad moderna que sigue tan vigente hoy como en 1985. Un clásico por el que vale la pena dejarse atrapar.

Escape from New York (1981)

Acción distópica, de esto se trata Escape from New York.

En 1997 Nueva York es convertido en una colonia-prisión de alta seguridad, un muro la rodea y minas explosivas se aseguran de que nadie salga de ahí con vida.

Pero cuando el helicóptero del presidente cae dentro de la ciudad, el jefe de la policía se ve obligado a recurrir a métodos poco ortodoxos para rescatarlo, es por eso que llama a Snake Plissken --ex soldado convertido en ladrón de bancos y con un parche en el ojo-- para que lo saque de ahí. Para asegurarse de que Snake vuelva le colocan en el cuello una carga explosiva que explotará en 22 horas si no regresa pero que le será removida si tiene éxito.

Matrix (1999)

Quizás una de las más conocidas por los lectores, Matrix se ha convertido en un ícono.

Thomas Anderson: de día es un oficinista cualquiera, pero por la noche es un hacker llamado Neo, que es contactado por una otro hacker de renombre --Morpheus-- y le dice que le dará la oportunidad de conocer la verdad.

El despierta y se da cuenta que el mundo no es lo que pensaba, la realidad es muy diferente. Las máquinas han controlado a los humanos y los usan como generadores de energía eléctrica mientras que los mantienen conectados a la "Matrix", simulando una realidad que no está ahhí. A Neo le dicen que él es "el elegido", el salvador de la raza humana.

Grandes efectos especiales, una muy buena historia; quizás una de las películas de ciencia ficción más recordadas de los últimos años.

12 Monkeys (1995)

El mundo es golpeado por una enfermedad --un acto bio-terrorista llevado a cabo por un grupo que se hace llamar "El ejército de los Doce Monos"-- que hace que la humanidad se vea confinada a vivir bajo tierra. Pero la esperanza no se ha perdido porque se ha desarrollado tecnología para llevar a la gente al pasado con la esperanza de traer una muestra pura del virus para desarrollar una cura.

Una de las mejores actuaciones de Bradd Pitt, acompañado de un Bruce Willis haciendo su típico papel de tipo duro. Genial y vertiginosa historia hacen que verla sea todo un placer.

A Clockwork Orange (1971)

Clásico de clásicos. Stanley Kubric nos regala su muy particular visión del futuro donde un carismático delincuente llamado Alex DeLarge --un chico que forma parte de la juventud "ultraviolenta" británica-- es encarcelado por asesinato y violación. Mientras cumple con su condena es sometido a un programa experimental que lo llevará a odiar la violencia.

Una una película muy rica visualmente, basada en el libro del mismo nombre. Creo que es una de esas peliculas que puedes ver una y otra vez y siempre descubrir algo nuevo. Si no la han visto, háganlo, no se arrepentirán.