Debido a que la Luna tiene la rotación sincronizada (es decir, le toma el mismo tiempo a nuestro satélite dar una vuelta en su propio eje que a la Tierra) siempre vemos su misma cara. La imagen que incluye este artículo es un mosaico de más de 15 mil imágenes tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) entre noviembre 2009 y febrero 2011.

Durante años el aspecto del lado oscuro de la luna y el "qué había o qué no había" fue sujeto, no solo a especulaciones, sino a toda clase de obras culturales y expresiones artísticas, en especial uno de mis álbumes favoritos, The Dark Side of the Moon, de Pink Floyd.

El motivo por el cual este lado de nuestro satélite tiene este aspecto es probablemente porque su corteza es mucho más gruesa.