Fue el rumor que dominó la tarde, que Microsoft estaría por comprar Skype, que Steve Ballmer se encontraría en pláticas con la empresa de la tecnología de VoIP más exitosa --y P2P también--, que serían casi 8.000 millones de dólares los que la empresa de Bill Gates invertiría... Y así hasta que Kara Swisher de All Things Digital convirtió todas las especulaciones en certeza: Microsoft anunciará en las próximas horas la compra de Skype.

Microsoft, en su intento por entrar al juego de las comunicaciones en Internet dominado por Google y Facebook --que también pujaron por Skype-- ha tomado por sopresa a más de uno y sacó de la billetera unos 8.500 millones de dólares. Puesto así, la compra de Skype representa una adquisición mayúscula que bien conducida le brindará a Microsoft más oportunidades de expandir su negocio en la red, dirigido tanto a usuarios finales como corporativos.

Por supuesto, quedan varias preguntas en el aire.

  • ¿Qué hará Microsoft con Skype y Nokia juntos? No me lo puedo imaginar, pero hay quien dice que es la pricipal razón de la compra y parte de un plan macabro maestro de Microsoft para impulsar Windows Phone 7.

  • ¿Skype seguirá ofrenciendo versiones para Linux --aunque sea mediocres como sucede ahora--? Es difícil saberlo; personalmente tengo mis dudas.

  • ¿Skype estará integrado en Messenger, Office, Azure y demás aplicaciones/servicios de Microsoft? Nunca se sabe...

  • Y la pregunta que todos nos hacemos, ¿Skype seguirá llamándose así? Si tomamos en cuenta sus casi 700 millones de usuarios registrados, creo que debe ser así por respeto a todos ellos. Aunque en la red ya le llaman Skyprosoft, no sé que piensen ustedes pero yo le pondría NetMeeting 2011 Pro.