Sony tiembla. Después de la tempestad toca vislumbrar los destrozos del temporal y las previsiones son poco optimistas. Es por ello que la compañía se esfuerza en sanar heridas, tanto por parte de los usuarios como de la propia comunidad de desarrollo. No se quedan atrás las editoras, que a día de hoy siguen sin poder obtener un céntimo por los títulos que otrora destacasen en PlayStation Store.

Como ayer informásemos, PSN ya ha vuelto a la vida en la mayoría de territorios. La excepción es Japón, donde el recelo gubernamental ha impedido la reactivación del servicio. En cualquier caso, aún falta para la plena funcionalidad, echándose de menos una tienda virtual que a buen seguro ha pospuesto su estreno hasta que se garantice convenientemente la seguridad de los pagos. ¿Optará Sony por la adopción de PayPal como parece va a hacer Microsoft en la próxima actualización de su consola?

Sea como fuere, tal y como decíamos, el gigante nipón está enfrascado en contentar a usuarios y partners. A éstos últimos ha remitido dos misivas de disculpa, segunda de las cuales ha hecho pública hoy IndustryGamers. La carta es similar al discurso que Sony dirigiese a sus consumidores. En ésta se recuerda a las compañías lo "provechoso" de PSN, sin mención a compensaciones específicas.

Sí que hemos conocido hace unas horas en qué consistirá el tan sonado Welcome Back pack con que se pretende calmar los ánimos de los jugadores. Sony regalará dos juegos de PlayStation 3 y PlayStation Portable a elegir de entre la siguiente lista:

PlayStation 3
* LittleBigPlanet
* InFAMOUS
* Wipeout HD/Fury
* Super Stardust HD -Para Europa será Ratchet and Clank: Quest for Booty-
* Dead Nation

PlayStation Portable
* LittleBigPlanet PSP
* ModNation PSP
* Pursuit Force
* Killzone Liberation

Como ya se informase, todos los usuarios tendrán derecho a un mes de suscripción gratuita a PlayStation Plus (dos meses para aquellos que ya fuesen suscriptores). A los suscriptores de Music Unlimited (Qriocity) también se les concederá un mes adicional.

Queda ahora en manos de los usuarios determinar si la recompensa es justa o si como muchos apuntan no se trata más que de caramelos con los que hacer feliz a la muchachada.