¡No te pierdas nuestro contenido!

Una patente de Apple para controlar lo que una cámara puede o no grabar, o más bien, lo que quieras o no grabar, ha sido publicada en Patentlyapple.com.

El dispositivo receptor, contiene sensores que captarán señales infrarrojas transmitidas desde el origen de la imagen (por ejemplo un escenario). El sistema decodificará las señales que le dará a la cámara una respuesta para juzgar si es permisible o no capturar la imagen o el vídeo. De modo que la captura o grabación de algún lugar, evento o situación estará sujeta a lo que unos definan como legal.

En el sitio de patentes de EE.UU hay una descripción detallada de la patente a la que aplicó Apple para crear esta especie de marca de agua con infrarrojos, que el dispositivo, quizá un iPhone, podrá detectar con sus sensores y posteriormente decodificar.

Claro que se pueden desarrollar muchas aplicaciones que no necesariamente desactivan la cámara pero la utilizan para comunicar información, en vez de bloquéarla. La tecnología es neutral, el usuario la modula. Además, me imagino que los hacks para desactivar este sistema aparecerían inmediatamente. Sin embargo hay al menos dos problemas:

  • Una corporación modulará la tecnología sin preguntarte en base a criterios comerciales y limitará automáticamente tu desición de grabar o no, por ejemplo, un concierto. (No me necesitan recordar que seguramente la industria argumenta que pagar un boleto a un concierto no te da el derecho de grabarlo.) Aquí vemos como las palabras de John Perry Barlow en el E-G8 toman su dimensión real:

Empiezas (controlando) con propiedad intelectual y terminan con expresiones que no les gustan. No pueden poseer la libertad de expresión.

El hecho de que un actor privado pre-determine el bloqueo a tus medios de comunicación y expresión vía software y hardware bajo ciertas circunstancias, es censura técnica y un ataque a tu libertad de expresión. La libertad de expresión no implica solo el derecho a comunicar, expresar y difundir ideas e información, sino también los medios, espacios, tecnologías que permiten realizarlo. Una sociedad avanzada, además, debería de ofrecer los medios para amplificar estas posibilidades, no limitárlas.  De aquí, la importancia del Open Hardware.

  • ¿Qué pasaría si se utiliza con fines de represión política?. No es una locura pensar que esta tecnología puede ser utilizada para prevenir grabaciones de eventos políticos que sucedan en el espacio público. Ah, también puede ser usada para que no tomes una fotografía en un museo por ejemplo. (Sin importar que ese museo sea financiado con dinero público, ¿eh?)


Tim O’Reilly considera al respecto que:

Sin duda en respuesta a las peticiones de la industria del entretenimiento, Apple ha patentado una nueva tecnología para deshabilitar el video de los teléfonos celulares, basado en señales externas en lugares públicos.Ahora imagina si la misma tecnología fuera implementada en régimenes opresores.

A veces pienso que nuestra industria de entretenimiento es una de las industrias más perjudiciales en nuestro planeta. No sólo estamos "Muriéndonos de Diversión" como Neil Postman sugirió una vez, estamos dejando que estas industrias arruinen seriamente innovaciones cuyo impacto es mucho más importante para nuestra sociedad.

Cuando miremos hacia atrás en la historia de los medios de comunicación de nuestra era, veremos cómo, poco a poco, se destruyó uno de los motores de la democracia en aras de la protección y ampliación de los beneficios a la industria. De hecho, un comercio muy pobre.

Y es que digan lo que digan las formas en la que se pretende proteger el copyright y sus beneficios económicos, se parecen cada vez más a la censura.

Solo me viene a la mente un track de Boards of Canada:

Si te pueden decir que puedes ver o leer,
Lo que sigue es que te digan que decir o pensar.

Esquema vía PatentlyApple
Ilustración de Mimi&Eunice