¡No te pierdas nuestro contenido!

Aunque a muchos les pese es indiscutible que de un tiempo a esta parte Nokia, compañía que lideró el sector de la telefonía móvil durante años, no ha estado haciendo muy bien las cosas como reflejan sus últimos reportes de beneficios. A pesar de eso la esperanza es lo último que se pierde y la mía para con la marca que nos ocupa se acaba de reavivar con la presentación oficial del Nokia N9, el nuevo smartphone de la finlandesa que funciona mediante el sistema operativo MeeGo nacido de fusionar Maemo y Moblin.

Ya por el mes de agosto del 2010 se empezó a hablar del Nokia N9 al filtrarse supuestas imágenes del terminal que ahora, como también se rumoreó, ha visto la luz oficialmente en el Nokia Connection 2011 de Singapur y destaca por funcionar con MeeGo, sistema operativo móvil basado en Linux de pinta estupenda que inexplicablemente parecía Nokia había descartado del todo al firmar acuerdo con Microsoft. Además de por esto, el nuevo smartphone también destaca principalmente por otras tres cosas:

  • No cuenta con ningún botón físico frontal (trae tres laterales de los cuales supongo dos son para controlar volumen y el tercero para acceder rápidamente a la cámara), todo funciona con gestos.
  • La carcasa es unibody (hecha de una sola pieza) y está construida con policarbonato.
  • Soporta NFC, no solamente para realizar pagos sino que también se podrían compartir contenidos entre smartphones mediante dicha tecnología.

En cuanto a hardware, aparte de lo dicho, sabemos que el Nokia N9 monta 1GB de RAM, estará disponible en versión de 16 o 64GB, cuenta con pantalla AMOLED de 3.9 pulgadas y 854x480 píxeles de resolución, cámara de 8 megapíxeles y WiFi Hotspot. Por último llegará al mercado en algún momento de este año en tres colores (negro, azul y rosa) y de precios aún no hay información.

¿Conseguirá Nokia frenar su desplome en el sector de los smartphones con el Nokia N9? Es pronto para decirlo, pero creo que apostar por MeeGo es un acierto ya que todo lo que se ha ido viendo de dicho sistema operativo no ha decepcionado. Por otro lado es sabido que el mayor problema de Nokia y sus teléfonos inteligentes no es el hardware, de lo que siempre van bien, sino el software que montan el cual por mucho Anna que lancen sigue estando a años luz de otros como Android o iOS. También está por ver qué tal le sienta a Microsoft esto de que Nokia adopte MeeGo en el que claramente se ve es una de sus apuestas más fuertes para el futuro inmediato.

Finalmente lo que más me sigue sorprendiendo de todo --aunque como digo me alegro de que apuesten por MeeGo-- es ver los tumbos que da Nokia. Primero deciden aguantar Symbian hasta 2016, después se alían con Microsoft para usar Windows Phone 7 en sus smartphones y ahora van y le dan la mano a MeeGo. Y este es para mi el verdadero problema de Nokia, que no terminan de marcar una línea clara a seguir (unido a que seguir la de Symbian en el últimos años claramente fue un error); o apuestas por H o apuestas por B, pero intentar jugar a todo nunca sale bien en electrónica de consumo.

Vía: Gizmología