Sin planearlo, esta nota va muy de la mano con la que publiqué el lunes sobre cómo la ciencia está a favor de BitTorrent. Allí menciono con datos cómo es que la comunidad científica contribuye con mejoras y críticas al protocolo que gobierna el tráfico de Internet. El caso que nos ocupa hoy no es la excepción. Como bien apunta Ernesto de TorrentFreak, científicos de la Universidad de Delf, creadores del cliente Tribler, están por publicar un artículo en el que demuestran cómo conseguir mejores velocidades de descarga con BitTorrent.

Para ser más precisos, los científicos comenzaron por desarrollar un modelo matemático que representase una de las prácticas más utilizadas hoy en día en el ecosistema BitTorrent. Una en la que se obliga o incentiva --según el punto de vista-- a los leechers a contribuir con ancho de banda de subida, el llamado Sharing Ration Enforcement (SRE). Se ha demostrado que esta práctica termina siendo negativa para los participantes porque cuando les toca el turno de servir como seeds, pasan demasiado tiempo así antes de poder continuar con otras descargas. Esto es aun más injusto para participantes con pobre ancho de banda.

Una vez validado ese modelo a través de simulaciones, los investigadores procedieron a proponer cuatro diferentes esquemas para resolver sus inconvenientes. Los resultados fueron positivos en nuevas simulaciones. Esto significa, en la práctica, que de ser implementado alguno de esos cuatro esquemas el ecosistema BitTorrent en su conjunto se vería beneficiado con mejores velocidades de descarga. Las simulaciones arrojaron que bajo una de las estrategias propuestas la capacidad de subida de los seeds mejoró hasta 400% con respecto a la estrategia SRE original.

Los cuatro esquemas propuestos, por ciertos, fueron tomados de modelos existentes en las ciencias sociales y económicas. Como dato curioso, los algoritmos originales de BitTorrent creados por Bram Cohen, también.

Es muy interesante lo que sucede con Tribler. Éste fue el primer cliente BitTorrent complemente descentralizado, libre de trackers, en el sentido de que integra un servicio de búsqueda e indexación de torrents: sin duda un paso adelante en el rubro. Interesante porque se trata de software libre auspiciado por una universidad de alto nivel, que está en constante mejora porque detrás tiene un equipo de científicos interesados en proponer e implementar nuevas estrategias y algoritmos. Esto es algo que no se ve todos los días. Con ese respaldo, quizá Tribler sea el cliente BitTorrent más avanzado que existe, en términos técnicos y de usabilidad.

La verdad sea dicha, artículos como el que hemos citado en esta ocasión hay muchos, lo cual es un alivio porque, insisto: si bien la industria está en contra de BitTorrent, la ciencia no lo está, para nada.