¡No te pierdas nuestro contenido!

iphone

En épocas de recesión económica todas las empresas intentan evitar la merma de ingresos con la búsqueda de nuevos mercados y el desarrollo de nuevas líneas de negocio, sobre todo, cuando se acercan a "tocar techo" en su nicho de mercado habitual. La diversificación y la adaptación a la demanda y, sobre todo, las posibilidades reales de venta son dos de los factores que caracterizan las estrategias de muchas de las empresas en estos tiempos de crisis. Si hace unos días nos sorprendían los resultados de un terminal Android fabricando por Huawei y con un precio de venta de 80 dólares que está causando verdadera sensación en Kenia y se está vendiendo como rosquillas, hoy nos enteramos de una estrategia similar en Apple que, según una filtración, estaría trabajando en el desarrollo de un iPhone de bajo coste para su lanzamiento en mercados emergentes.

Según ha revelado algunos proveedores de la compañía de Cupertino, Apple estaría preparando una "versión lite" del iPhone 4, con una capacidad de almacenamiento de 8 GB, que encajaría con los planes de la compañía para lanzar sus dispositivos a nuevos mercados con un precio algo más reducido. Teniendo en cuenta los estrictos acuerdos de confidencialidad que mantiene Apple con las compañías que le suministran componentes, ni la japonesa Toshiba ni la surcoreana Samsung han realizado comentario alguno y, lógicamente, ni confirman ni desmienten la filtración.

¿Apple buscando nuevos mercados con terminales más baratos? La verdad es que todo esto tiene bastante sentido, sobre todo porque encajaría a la perfección con las voces que apuntan al inminente desembarco del iPhone en el gigante asiático, es decir, China; país en el que Tim Cook, responsable de operaciones de Apple, confesó estar interesado:

Creo firmemente que ahora mismo estamos arañando la superficie. Creo que hay una increíble oportunidad de negocio en China esperando

Realmente, ya no es únicamente China un mercado a explorar, como bien ha hecho Huawei en Kenia, existen otros muchos mercados en los que los fabricantes podrían entrar, simplemente, bajando un poco el listón de las prestaciones y amoldándose al tipo de mercado y las prestaciones requeridas por los usuarios. De hecho, si de verdad se lanzase un iPhone de 8 GB, Apple podría adentrarse perfectamente en el sector de smartphones de gama media-alta, es decir, en torno a los 100-150 euros, un precio cercano al ejemplo Android que comentábamos al principio y que podría tener posibilidades en un países donde triunfan terminales "marca blanca".

china-shangai

Dejando las prestaciones a un lado e, incluso, el diseño, los terminales de Apple para algunos bolsillos son caros y, en el caso de obtenerlos a un precio razonable, el contrato que ofrecen algunos operadores es cercano a "vender tu alma al diablo". En el sector empresarial, por ejemplo, son terminales asociados a la alta dirección que, en una empresa mediana, se pueden salir de presupuesto para un mando intermedio. Si trasladamos eso a una economía emergente, equipar a una empresa con terminales iPhone sería algo inabordable con los modelos existentes en el mercado.

Bajo mi punto de vista, este reajuste de las líneas de producción es todo un acierto que podría reportar grandes beneficios a la compañía, simplemente, por el potencial volumen de ventas al que se podría enfrentar. Actualmente, con su catálogo, las ventas del último trimestre (estimadas en 18 millones de terminales) se superaron con creces (llegando a la cifra de 20,34 millones), algo que podría explotar con un terminal de estas características. ¿Y un terminal low cost encaja dentro de la imagen de Apple? Personalmente no me parece ningún sacrilegio, de cumplirse, me parece un movimiento muy lógico y, sobre todo, muy acertado en fecha porque ante un mercado a explorar, como lo es el asiático, este abaratamiento de la producción (y, por consiguiente, del precio de venta) podría popularizar muchísimo el uso de los productos de la compañía y, quizás, situarlos en los primeros puestos de ventas en esos mercados.

Por cierto, la filtración también ha desvelado algunos datos de la próxima generación de iPhone, el iPhone 5, que podría llegar en septiembre con una capacidad de producción de 45 millones de unidades, ahí es nada.