¡No te pierdas nuestro contenido!

Un mundo inmerso en una guerra de superhéroes es lo que lleva desarrollando DC Comics como argumento de su gran evento de la década, que acaba hoy con el gran final de la serie Flashpoint en su número 5 y el relanzamiento de todas las sagas de su superhéroes, empezando por Justice League #1.

Desde mayo, la historia ha incluido pequeñas series de tres números y monográficos de los personajes más carismáticos de DC Comics, incluyendo Batman, Superman, Lois Lane, Wonder Woman... y por supuesto, la serie de cinco números central Flashpoint que acaba hoy.

Mientras tanto, las noticias que se han ido recibiendo sobre DC Comics han preparado el terreno para que los 52 números mensuales que empezarán a salir a partir de ahora, redefiniendo el universo de DC para las nuevas generaciones, sea un éxito total. Superman, Green Lantern, Batman, Wonder Woman, Cyborg, Flash y Aquaman ya tienen más de 200.000 reservas para su nuevo debut... ¡Y van cinco!

No es la primera vez que pasa

Justice League of America #1 (1960)

DC Comics ya se ha hecho una experta en el relanzamiento de personajes y superhéroes. En concreto, la Liga de la Justicia tiene cuatro en su haber. Su primera aparición fue en 1960, cuando Flash y Green Lantern tuvieron su primera revisión en años y se unieron a Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman y el Detective Marciano.

En 1987, después de "Crisis en Tierras Infinitas", que además de servir como relanzamiento de los superhéroes, dejó el Universo DC con una única línea temporal, la Liga de la Justicia volvió a reaparecer, con diferentes personajes, que posteriormente se dividieron en dos sagas: la Liga de la Justicia de América y la de Europa. Los diferentes superhéroes envueltos en esta revisión de la Liga de la Justicia y los muchísimos spin-offs no dieron para mucho y el escaso éxito de público obligó a revisar la Liga de la Justicia en 10 años.

JLA #1 (1997)

En 1997, la JLA (para abreviar) se reunió de nuevo, esta vez con la voz cantante de Superman. Los superhéroes que la conformaban fueron los mismos que en su primer lanzamiento en 1960, el "big seven" de DC Comics. Esta nueva Liga funcionó muy bien en ventas hasta su nueva refundación en 2006. Personalmente, la liga de Morrison es la que más me ha gustado hasta la fecha y, en general, la que mejor funcionó tanto en reconocimiento del público como en ventas.

En 2006, tras redefinir de nuevo el Universo DC en “Crisis Final”, DC Comics volvió a intentarlo con una Liga de la Justicia que mezclaba miembros de la Liga anterior con nuevos miembros como Canario Negro, Tornado Rojo, Relámpago Negro, Vixen, Hawkgirl y otros que se fueron añadiendo posteriormente. El hecho de que cinco años después todos los superhéroes de DC Comics necesiten nuevos bríos es un ejemplo claro de que esta nueva Liga de la Justicia no funcionó muy bien.

Hoy, una nueva Liga de la Justicia vuelve a reaparecer, esta vez volviendo al "big seven" de los sesenta (que es el que siempre ha funcionado bien), pero con un aire más joven y renovado para las nuevas generaciones de lectores. Esta vez parece que va a ser Batman quien lleve la voz cantante en el grupo, puede que porque ha estado en todas las Ligas de la Justicia o porque, viendo las imágenes de los nuevos números de Justice League, el otro gran candidato, Superman, parece casi un niño. En cualquier caso, el éxito de ventas está prácticamente asegurado, atendiendo al enorme número de reservas de este nuevo número uno.

Crisis, crisis y más crisis

No solo la Liga de la Justicia, sino todo el Universo DC ha sufrido muchas transformaciones a lo largo de la historia. La más importante de ellas (por ser el primer crossover de todos los superhéroes de DC) fue "Crisis en Tierras Infinitas", en 1985. Mantener el panteón de superhéroes de DC (que no es pequeño) ya es de por sí costoso, así que no quiero ni imaginar cómo tiene que ser mantenerlo para diferentes líneas temporales. En 1985, "Crisis en Tierras Infinitas" redujo de un plumazo todos los universos paralelos de DC a uno solo para simplificar, destruyendo muchas líneas argumentales y dejándose por el camino superhéroes como Supergirl o Flash (Barry Allen), que murieron por el camino.

Aunque una única línea argumental era más sencilla de gestionar, este nuevo universo dejaba de manos atadas a los guionistas y dibujantes que querían desarrollar historias alternativas o crossovers con otros mundos. Poco a poco fueron apareciendo incoherencias en la idea del universo único introducida por Crisis, además de aumentar la nostalgia por las diferentes líneas argumentales que murieron con ella. Veinte años después de la primera Crisis apareció "Crisis Infinita", seguida de la serie de 52 episodios "52" (gran título) y de "Crisis Final", dejando un universo múltiple similar al anterior a la primera Crisis, pero mucho más controlado, donde 52 Tierras conviven en 52 líneas argumentales diferentes.

Ahora, la saga Flashpoint que termina hoy, ha involucrado de nuevo a los personajes más importantes de DC tanto en la serie central como en miniseries complementarias, que cuentan la historia del nuevo resurgir de los superhéroes de DC desde diferentes ángulos. El hecho es que, una vez tras otra, DC Comics ha sabido reinventarse con los nuevos tiempos, los nuevos gustos de los nuevos lectores y las nuevas ideas de nuevos guionistas y dibujantes que están dispuestos a innovar. Hoy, la vuelta al número uno para todas las series de DC atiende, de nuevo, a la misma necesidad de renovación.

Nuevos tiempos para el cómic

Con el número 1 de Justice League se abre una nueva etapa en la que todos los superhéroes de DC van a ser revisados para adecuarlos a los nuevos lectores del siglo XXI. Estos lectores, en su mayoría, comenzarán a dejar de utilizar el papel impreso en breve, si no lo han hecho ya. El auge de la Internet portátil, así como de los lectores digitales y los tablets hace que sea necesario renovarse y DC lo comprende bien. Por lo tanto no sólo van a encargarse de darles un nuevo comienzo a sus héroes, sino que además lo harán en los medios digitales al mismo tiempo que en el papel.

"Renovarse o morir", que se suele decir. Pues bien, DC Cómics lleva renovándose continuamente desde que empezó, y está claro que le ha salido muy bien, porque continúa aglutinando lectores después de más de 75 años en el mundo del cómic.