¡No te pierdas nuestro contenido!

Tal y como adelantaban los rumores, Amazon llega a España y el dominio Amazon.es se pone en funcionamiento a partir de la madrugada del miércoles 14 de septiembre, un día antes de lo supuestamente filtrado.

Han sido más de 15 años de espera para que la tienda online más importante de nuestros tiempos desembarcara en un país de habla hispana, y Amazon lo ha hecho bien:

  1. Ofrecen la versión española de Amazon Prime, por 14,95€ anuales es posible obtener compras en menos de tres días sin costo alguno y los envíos de 24 horas por apenas 2,99€.
  2. Centro de atención al cliente propio (es decir, no sub-contratado a un tercero), de personas que hablan en español, para mantener la gran calidad de servicio al cliente con la que nos tienen acostumbrados.
  3. Gran stock de: libros, películas, blu-rays, DVDs, CDs, electrónica, informática, videojuegos, juguetes, electrodomésticos y hasta relojes. Es decir, no es un catálogo descafeinado de otras versiones de la tienda.

En cuento a la venta del Kindle, el objeto más vendido de Amazon, sigue redireccionando y la compra sigue haciéndose en Amazon.com pero noto un ligero pero importante cambio: ya no se avisa de posibles gastos de aduanas por importación del dispositivo. En un inicio este gasto se pre-cobraba inclusive (me ocurrió las dos ocasiones que lo he comprado). No tengo claro si es un cambio hecho antes o se ha modificado recientemente para la llegada de la tienda a España, pero es importante y mejora las condiciones de venta del lector de libros electrónicos.

Amazon llega a España en un momento clave para el comercio electrónico del país y muy probablemente demostrará que la razón por la cual el sector no crece como es debido no tiene nada que ver con la desconfianza al pago en línea sino a la terrible, realmente terrible atención al cliente que ofrecen la gran mayoría de las tiendas online que operan en el país. Negocios acostumbrados a dar condiciones abusivas, escondidas, procesos de devolución complicados y gastos de envío francamente exagerados como ocurre con La Casa del Libro o Redcoon.

Por cierto, y un poco escondido pero importante para el ecosistema de la venta en línea: Amazon ha preparado su programa de afiliados en su versión española, algo que seguramente más de uno esperaba con muchas ganas.

Bienvenido Amazon, ¡nos hacías falta!