Primero la plaza Tahrir de El Cairo fue ocupada por decenas de miles de personas con el objetivo de derrocar al régimen totalitario de Mubarak. Después la Puerta del Sol de Madrid y un largo etcétera de plazas más repartidas por toda España y el mundo se llenaron de ciudadanos indignados pidiendo mejoras democráticas y sociales. Y ahora le ha llegado la hora a los centros financieros con la iniciativa Occupy Wall Street (o #tomalabolsa en España) cuyo fin principal es demandar un cambio profundo de los mercados financieros.

Inspirada en todas las realizadas por el movimiento 15M en estos meses y articulada a través de la red, la acción Occupy Wall Street partió de la revista estadounidense Adbusters junto a otras organizaciones del país con una clara meta: iniciar hoy 17 de septiembre una acampada en el distrito financiero de Nueva York de duración indeterminada para exigir “la regulación de los mercados financieros, la limitación de su influencia sobre la vida política y un reparto equitativo y justo de la riqueza”.

Pero como era de esperar en esta época donde la sociedad está altamente interconectada por Internet a la par que cabreada para con la economía y los políticos de profesión, la iniciativa no tardó en saltar fronteras y las diferentes vertientes del movimiento 15M, y otros grupos, en un número importante de ciudades del planeta anunciaron concentraciones este sábado frente a sus sedes bursátiles para unirse a Occupy Wall Street.

Dicho y hecho. En estos momentos se están desarrollando concentraciones en apoyo a Occupy Wall Street desde Madrid hasta Barcelona o Atenas y en las próximas horas se espera que se unan diversas ciudades norteamericanas con Nueva York a la cabeza, donde por cierto las autoridades ya han blindado Wall Street pensando ingenuamente que así conseguirás frenar la iniciativa. Además los hashtags de Twitter #occupyWallStreet, #tomalabolsa o #takewallstreet echan humo ya que al igual que en otras ocasiones similares la plataforma se ha convertido en pieza clave para informar sobre el desarrollo de la acción junto a otras herramientas como blogs o canales de streaming como el siguiente:

¿Hasta dónde llegará Occupy Wall Street? Todavía es pronto para decirlo. Lo que está claro es que tenga mayor o menor éxito la iniciativa que nos ocupa, los movimientos ciudadanos reivindicativos -como el 15M- nacidos de la indignación por las cada vez peores condiciones sociales en muchísimos países e impulsados a través de Internet, no van a cesar. Y no van a cesar porque la clase política mundial sigue legislando para todo el mundo menos para aquellos a quienes se deben, la población.

Para finalizar, os dejo con la lista de las ciudades donde se han convocado concentraciones pro Occupy Wall Street:

En España

En otros países