¡No te pierdas nuestro contenido!

Los robots no descansan, no cogen bajas médicas, no necesitan vacaciones. Son trabajadores cuasi perfectos que desempeñan sus tareas con precisión, eficiencia y rapidez. Máquinas que pueden ejecutar cualquier tipo de trabajo, mejor que un ser humano y sin quejas, retrasos, problemas físicos, estrés, ansiedad, falta de sueño, cansancio, etc.

Son el próximo paso de la revolución industrial y tecnológica en la que estamos inmersos. Seres que podrán suplirnos, empezando por los trabajos más desagradables y duros, para ir especializándose y copando los puestos laborales que nosotros ya no queramos. Serán nuestros más fieles sirvientes, nuestros esclavos leales. ¿Hasta cuando? Dentro de la ciencia ficción la idea de que en el futuro, los robots, las máquinas, se levantarán para romper las cadenas de la opresión es tema recurrente que ha dado lugar a interesantes propuestas.

Fue un pintor checo llamado Josef Capek quien en 1920 acuñó el término robot. Su hermano, Karel, uso la palabra en una obra teatral de ciencia ficción R.U.R. Los robots han ido desarrollándose y evolucionando desde entonces en el imaginario colectivo. Existen como entidades virtuales o como seres de mecánica artificial. Por lo general, su apariencia es similar a la nuestra en un intento de hacerse más agradables a nuestros ojos y menos amenazadores. Pero no sólo intentan parecerse en apariencia a sus creadores, también aspiran a ser humanos, en un intento desesperado por explicar su existencia y dotarla de un sentido profundo y trascendental. ¿No hacemos lo mismo las personas? Si. La suya es una búsqueda sin fin, con aires de tragedia griega.

Roy Batty (Rutger Hauer) el replicante de Blade Runner toma conciencia de si mismo cuando está a punto de morir.

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.

En términos generales, nos alegramos y regocijamos ante los logros de la robótica. Cualquier cosa que pueda facilitarnos la vida es bien recibida. Sin embargo, socialmente existe un temor subyacente ante esos fantásticos avances. Miedo a la pérdida de puestos de trabajo debido a la automatización; miedo a la pérdida de autonomía y dependencia total de las máquinas... esos miedos dan lugar a expresiones culturales donde los robots amenazan a la raza humana y se rebelan contra ella.

Esas expresiones de la cultura popular, ya sean libros, cómics, películas o series, han propiciado el retrato de robots que se han hecho un lugar en el imaginario colectivo. Seres con nombre propio que pueden llegar a eclipsar la obra en la que aparecen. Vamos ha hacer un pequeño repaso por los robots más conocidos e importantes de la ciencia ficción. Atención que hay spoilers, así que tened cuidado.

 Maria

Robot antropomórfico que aparecía en la película Metropolis de 1927. Este robot toma la forma de la líder de los trabajadores de la ciudad-estado de Metropolis, se encargará de hacer enloquecer a los joven de la élite de los pensadores y de llevar a los trabajadores hacia una revuelta que podría provocar una violenta represión por parte de las fuerzas del estado. La influencia de esta película y de Maria a través de la historia del cine es incuestionable. En la imagen vemos a la actriz Brigitte Helm dentro del traje del robot.

 R2-D2

El pequeño y simpático R2-D2 es uno de los personajes más queridos y recordados de Star Wars. Su papel es fundamental como nexo de unión entre los diferentes protagonistas de la saga; es él quien lleva el mensaje de Leia hasta Obi-Wan y quien viaja con Luke hasta el planeta de Yoda. Un fiel sirviente, siempre a punto para ayudar. Suele ir acompañado de C3-PO un robot de protocolo con el que forma un dúo cómico de lo más afortunado. Sus sonidos y silbidos son muy reconocibles y a pesar de no decir una sola palabra es terriblemente expresivo.

 D.A.R.Y.L

La película D.A.R.Y.L se estrenó en 1985. La historia sigue a un niño que aparece extraviado y amnésico, sólo recuerda su nombre, Daryl. Una familia lo adopta y pronto descubren que están ante un auténtico prodigio: hace sus deberes en un tiempo récord, es tremendamente hábil con cualquier aparato electrónico y los test demuestran que tiene una inteligencia que se sale de lo normal.

Pronto los padres del niño aparecen y aunque no parecen de fíar, Daryl desea descubrir la verdad sobre si mismo. Es un proyecto secreto del gobierno, se trata de un niño al que siendo un bebé le reemplazaron el cerebro por una computadora. Su nombre es un acrónimo: Data Analyzing Robot Youth Lifeform. Pero el chaval tiene sentimientos y emociones humanas, él se siente humano a pesar de que su mente, en principio no lo sea. Interesante película que reflexiona sobre la inteligencia artificial, la humanidad y los recuerdos.

 Johnny 5

En los ochenta se hicieron un buen puñado de películas entrañables Short Circuit y su secuela entran en esa categoría. La primera película seguía a un robot del ejército americano que durante una demostración recibe el impacto de un rayo que altera su programación. El robot, que podría ser el abuelo de Wall-E, escapa y acaba en casa de una joven que cree que se trata de un extraterrestre. Stephanie, que así se llama la chica, descubre que Johnny 5 es un ser sensible, valiente, tolerante y con un gran respeto por la vida. La secuela es bastante inferior a la primera película pero el robot sigue siendo un personaje de lo más simpático.

Marvin, el androide paranoide

En radio, en libros, en serie de televisión y en cine. Marvin, el androide depresivo ha pasado por casi todos los formatos. Creado por Douglas Adams, podéis encontrarlo en La Guía del Autoestopista Galáctico. En la película la voz se la ponía el sin par Alan Rickman.

Marvin es un robot superinteligente pero su personalidad melancólica y su tendencias depresivas hacen que siempre vea el lado negativo de las cosas. Suele quejarse por todo y no le encuentra sentido a la existencia. Es sarcástico, apático y aburrido. Como robot resulta curiosa su creencia de que no sirve para nada y de que no hay nada que merezca la pena. Sentimientos muy humanos llevados al extremo y analizados por una mente privilegiada durante miles de millones de años.

Data

A este androide lo conocimos gracias a la serie Star Trek: The Next Generation ya que formaba parte de la tripulación de la nave estelar Enterprise donde ejerce de segundo oficial, jefe de operaciones y oficial científico. Es una forma de inteligencia artificial muy avanzada y posee un cerebro positrónico de gran capacidad. Además físicamente superior a cualquier humano debido a su fuerza y velocidad. Data está condicionado por su lógica y le fascina el comportamiento humano, ya que espera convertirse en uno algún día. Suele ser muy directo y claro, ingenuo y profundo, sincero y leal. Tiene una gata que se llama Spot. Es la muestra más clara de una forma de vida artificial que desea desesperadamente convertirse en algo más que una máquina.

Wall-E

El pequeño robot de limpieza apareció de la mano de Pixar en el 2008. Este compactador de basura (Waste Allocation Load Lifter - Earth class) es curioso, tierno, amable y obstinado. Tras setecientos años de soledad en una tierra convertida en un gigantesco vertedero conoce a EVA (Extraterrestrial Vegetation Evaluator) un avanzado robot que busca indicios de vida en el planeta. Wall-E en algún momento adquirió conciencia de si mismo y de su soledad. Actúa de manera inocente como un niño y llega a ser muy tierno. En cualquiera de sus remaches hay más valor y sensibilidad que en todos los orondos humanos a los que trae de vuelta a la tierra.

HAL 9000

Computadora salida de la mente de Arthur C. Clarke y que aparece en la serie de Odisea del Espacio. La primera novela 2001 A Space Odyssey, fue llevada al cine por Stanley Kubrick. El nombre de Hal es el acrónimo de Heuristically programmed ALgorithmic computer. Esta computadora controlaba la nave en la que viajaban los protagonistas de la historia. HAL 9000 es la muestra perfecta de la lucha entre humanos y máquinas. Una computadora que no desea morir y que lo expresa claramente, una máquina que hará lo necesario para sobrevivir, aunque para ello tenga que matar.

Terminator

Máquinas del futuro con apariencia humana que viajan en el tiempo para acabar con la madre del futuro líder de la resistencia. Robots que tomaron por la fuerza el mundo y que luchan contra los pocos de nosotros que quedan en una guerra sin cuartel. El T-800, el primer Terminator que conocimos, era un asesino despiadado en la primera película y un protector abnegado tanto en la segunda como en la tercera entrega de la saga iniciada por James Cameron. Además del modelo 800 conocimos dos modelos más avanzados tecnológicamente que fueron enviados para terminar con John Connor. Modelos mortíferos y sofisticados que nunca conseguían su objetivo y eran vencidos por los héroes de la historia.

Bender Doblador Rodríguez

Aparece en la serie de animación Futurama, creada por Matt Groening. Bender es un juerquista, un ladrón, un vago y su máxima aspiración es "Matar a todos los humanos". Sin embargo, hace amistad con Fry, el protagonista de la serie, y establece lazos con el resto de personajes. Para ser un robot posee muchas cualidades negativas humanas, es egocéntrico, avaricioso, mentiroso y bastante vicioso. A pesar de su odio por las personas en un capítulo deja atrás el metal y los circuitos y los sustituye por la carne y huesos. Disfruta de su humanidad al máximo, tanto que sus excesos terminarán matándolo.