¡No te pierdas nuestro contenido!

¿Sabes una cosa? Yo creía que los Unicornios eran monstruos fabulosos. Jamás había visto uno de verdad antes...
Bueno, ahora que nos hemos visto el uno al otro, dijo el Unicornio, si tú crees en mí, yo creeré en tí...

Con este inicio del maravilloso pasaje de la obra de Lewis Carroll, Through the Looking-Glass, el fotógrafo Samuel Cockedey se embarcó en un time lapse brutal que nos traslada a la ciudad de Tokyo como si fuera Los Ángeles en el año 2019. Homenaje a Blade Runner desde la metrópolis que probablemente más se le acerque cuando llega la noche. Android Dreams son casi cinco minutos hipnóticos que nos recuerdan a una de las grandes obras maestras de la ciencia ficción. Un trabajo asombroso.

Y es que embarcarse a realizar una pieza así, como tributo a la obra de Scott acompañándonos en el viaje con los acordes de Vangelis y la voz en off (suenan Main Titles y Blush Response), tiene mucho ganado.

Cuenta Cockedey, fotógrafo francés afincado en Tokio, que desde el momento en que llegó a la ciudad se sintió atraído por las luces de una ciudad que no duerme. El time lapse, la mayoría de los trabajos por los que se le ha reconocido, eran la mejor forma de mostrar al mundo la belleza que retrataba.

Android Dreams es el resultado de más de un año de trabajo desde los rascacielos más altos del área de Shinjuku. Con una Canon 5D MKII, el artista nos deja una de las piezas más geek que se recuerde. No hay replicantes, pero todo recuerda a ellos. Les dejo con las palabras de Cockedey sobre la influencia en su obra:

Esto es un homenaje a la película de Ridley Scott y a Vangelis, cuya atmósfera creada en Blade Runner ha sido una enorme fuente de inspiración para mis piezas de time lapse así como para generaciones enteras de realizadores. Espero que el trabajo consiga que muchos vuelvan a revisar Blade Runner (o a descubrirla si todavía no la conocían), la película que definió un género