¡No te pierdas nuestro contenido!

Hoy en día no es raro encontrar líneas de producción automatizadas y en las que, por ejemplo, brazos robots realizan el ensamblado de un vehículo, tampoco es raro encontrar sistemas que asisten a los cirujanos para realizar intervenciones menos invasivas o, incluso, hemos visto aviones de combate no tripulados. Precisamente, los aviones no tripulados han conseguido evitar que los pilotos se expongan a los peligros del combate de primera línea y ha propiciado otras investigaciones que buscan la introducción de más robots en el campo de batalla. Hace poco conocimos a Alpha-Dog, un robot de carga (con un porte impresionante) que estaba desarrollando Boston Dynamics para los Marines de Estados Unidos; pues esta misma empresa también está trabajando en un robot de aspecto humano que, quizás, podría ser el origen de los robots-soldado aunque, por ahora, se dedica a probar su ropa.

Boston Dynamics es una compañía que se dedica al desarrollo de robots y cuenta con una importante línea de financiación que proviene del Departamento de Defensa de Estados Unidos (a través de DARPA). Con Alpha-Dog demostraron que era posible desarrollar un robot todoterreno que sirviese para transportar material por terrenos abruptos y, ahora, nos han sorprendido con PETMAN, un robot de forma humana que han desarrollado para testear la ropa utilizada por el Ejército de Estados Unidos para protegerse de ataques NBQ:

PETMAN se equilibra a medida que camina, se pone en cuclillas y hace ejercicios simples. PETMAN emula la fisiología humana mediante el control de temperatura, la humedad y el sudor, simulando el uso de la ropa mientras se está en movimiento o realizando algún tipo de ejercicio físico, condiciones necesarias para probar de manera realista la prueba.

Es decir, PETMAN, además de tener forma humana, es un robot capaz de sudar (de manera proporcional al esfuerzo realizado) mientras camina, gatea o realiza un juego de ejercicios de gimnasia. ¿Y para probar ropa han fabricado un robot? La gracia de este robot es que PETMAN, mientras camina o hace ejercicio, es sometido a una gran variedad de armas químicas y bacteriológicas, que sirven para poner a prueba la resistencia de la ropa y la protección que ésta ofrece a los soldados del Ejército de Estados Unidos.

Hubo una gran cantidad de diseño mecánico que tuvimos que hacer para que PETMAN pareciese una persona y su comportarse, fisiológicamente, como tal.

Aunque en 2009 el primer prototipo de PETMAN ya fue presentado, tan sólo le vimos caminar. Ahora, un par de años más tarde, el dispositivo está plenamente funcional y, prácticamente, listo para ser entregado (tras 13 meses de diseño y 17 meses de construcción) al Ejército de Estados Unidos. Es ver el vídeo y, automáticamente, uno comienza a pensar en la sigularidad tecnológica y en que, quizás, se haya dado el primer paso hacia los soldados robot, lo cual es bastante inquietante.

Galería­ de imágenes