¡No te pierdas nuestro contenido!

55 Cancri e

Si nosotros somos la única civilización que existe en el Universo, que enorme desperdicio de espacio

Esa era una de las frases que decía la Doctora Ellie Arroway, protagonista de Contact, la novela de Carl Sagan. La exploración del espacio y la búsqueda de otros planetas que tengan características similares a las de la Tierra es una de las inquietudes del ser humano desde hace años y el trabajo de muchos astrónomos. Si hay vida ahí fuera o no, aún es algo que no sabemos, sin embargo, los científicos han descubierto un planeta en la constelación de Cáncer que parece ser un mundo acuático, es decir, posee agua al igual que la Tierra y, además, tiene un diámetro dos veces superior al de nuestro planeta.

55 Cancri A es una estrella de magnitud 6, es decir, es visible a simple vista, que está ubicada en la constelación de Cáncer y fue descubierta en el año 2004; una estrella muy similar a nuestro Sol que tiene 5 planetas que orbitan a su alrededor de los cuales, según los cambios detectados en su velocidad radial, hay un planeta que podría contener agua. Concretamente, este planeta, de nombre 55 Cancri e y que tarda unas 18 horas en girar alrededor de su Sol, tiene una masa 8 veces superior a la de la Tierra (o la mitad de la de Neptuno) y, según parece, podría estar repleto de agua.

¿Repleto de agua? Hasta ahora no se había podido medir la densidad de este planeta situado a 41 años luz de la Tierra, puesto que no se había podido calcular el radio de éste. Así que, desde su descubrimiento, siempre ha sido complicado afirmar si estamos ante un planeta parecido al nuestro, es decir, un "mundo acuático", o bien ante un gélido mundo de hielo, como podría ser Neptuno.

Sin embargo, para arrojar algo de luz, Michael Gillon, de la Universidad belga de Lieja, ha comentado algunas de sus conclusiones tras observar, durante algún tiempo, a este exoplaneta. Este astrónomo ha estado observando 55 Cancri e de varias formas. Por un lado, usando el telescopio espacial Spitzer de la NASA y el telescopio espacial MOST de Canadá, por lo que ha podido obtener datos desde dos fuentes distintas que le han permitido llegar a la conclusión que este planeta tiene un radio dos veces mayor que el del planeta Tierra. ¿Y cómo ha realizado la medida? Gillon pensó en que cuando este planeta pasase delante de estos telescopios, la cantidad de luz que el planeta bloquease durante cada transición podría ser un dato proporcional al radio del planeta y, básicamente, así ha determinado este dato.

55 Cancri e grafico

Además, Gillon ha determinado que el planeta 55 Cancri e es un planeta rocoso formado por una combinación de hierro y óxidos de magnesio y silicio, como el resto de planetas rocosos de nuestro sistema solar. Pero la densidad de estos materiales es extremadamente conocida y no casaba con la que se había medido:

Encontramos que 55 Cancri e es demasiado grande para estar formado únicamente por rocas. Por consiguiente, el planeta debía tener una especie de envoltura gaseosa

¿Una envoltura gaseosa? Dicho así, 55 Cancri e sólo podía presentar dos opciones posibles. Por un lado, este planeta podría tener una atmósfera formada por hidrógeno y helio, como la mayoría de planetas que son gigantes con hielo. Pero, al final, descartaron esta posibilidad puesto que una atmósfera así habría tendido a desaparecer; así que enfocaron el problema desde otro punto de vista. Una cobertura formada por agua que concentrase el 20% de la masa del planeta podría ser la explicación más lógica que explicase que esa atmósfera aún estuviese presente.

¿Entonces? Según estas hipótesis, 55 Cancri e es un planeta repleto de agua que, por su cercanía a su Sol, estaría a punto de ebullición.